Dime qué comes…

Good_Food_Display_-_NCI_Visuals_Online

 

En el mundo somos más de 7.000 millones de habitantes, por lo que las clasificaciones y tipologías de alimentación pueden ser infinitas. Existen muchas maneras de comer, sí bien, existen 5 categorías principales, aunque en los últimos años han aflorado diferentes formas de alimentarse.

El mundo de la alimentación es muy complejo y cada día podemos ver que surgen tendencias que generan muchas filias y fobias. A continuación vamos a intentar explicar algunas de ellas:

  • Onmínovoros: las personas que forman parte de este grupo son aquellas que consumen tanto alimentos de origen animal como de origen vegetal. La mayoría de las civilizaciones del mundo son omnívoras y es la dieta más fácil de mantener, ya que no existen limitaciones estrictas de ningún tipo.
  • Vegetarianos: lo que más les caracteriza es la abstención a la hora de comer productos de origen animal y sus derivados, como el huevo, la leche, la gelatina o la miel. Por otro lado, la dieta vegetariana no se reduce únicamente a la nutrición, ya que es probable que también se adopte una actitud y un estilo de vida que rechaza otras formas de utilización de los animales para producir bienes de consumo o para la diversión humana. Igualmente, se puede tender a una alimentación apoyada en principios ecologistas y naturistas.

    Dentro de la práctica vegetariana hay distintos tipos y grados:

    • Vegetarianos puros: Quienes no admiten ninguna ingesta de productos derivados de los animales (como el huevo o los lácteos).
    • Lactovegetarianos: Aquellos que sí consumen leche
    • Ovovegetarianos: Aquellos que sí consumen huevos
    • Los que consumen ambos productos, ovolactovegetarianos.
    • Veganos: No se alimentan de nada animal ni usan productos provenientes o testados en ellos.
      • Veganistas dietéticos (o vegetarianos estrictos) que no solo se abstienen de consumir cualquier tipo de carne sino que tampoco comen productos de origen animal, como los huevos y la leche, ni consumen otras sustancias derivadas o producidas por animales, tales como la miel, huevos o productos lácteos.
      • Veganistas éticos: se aplica a menudo a aquellos que además de seguir una dieta veganista, también extienden dicha filosofía a otras áreas de sus vidas y se oponen al uso, para cualquier propósito, de animales o productos de origen animal.
      • Veganismo ambiental, que se refiere a evitar el uso de productos de origen animal basándose en la premisa de que la captura o cría industrial de animales, además de ser perjudicial para el medio ambiente, es insostenible.
  • Frugivorismo: quienes solo se alimentan de fruta practican el . Básicamente se alimentan de fruta madura de plantas y árboles.
  • Raw Food: comida crudivegana o comida viva. Es una dieta que promueve el consumo de alimentos de en su estado natural, es decir, crudo. Se basa principalmente en frutas, verduras, hortalizas, algas, nueces, semillas, brotes o germinados y todos los productos derivados directamente de estos ingredientes tal como aceites, mantecas de frutos secos, etc..
  • Alimentación macrobiótica: lo practican aquellas personas que sólo consumen alimentos cocinados. Los alimentos crudos, no se digieren con tanta facilidad por nuestro organismo. Lo ideal para ellos es cocinar todo para eliminar contaminantes, residuos y potenciar los nutrientes.

¿Y tú qué comes?

Si tienes dudas acerca de tú alimentación, no dudes en consultar a nuestro equipo de nutricionistas, estarán encantados de asesorarte.

Fuente: EnFemenino

 

Quinoa – Alimento de los Dioses

quinoa1El aguacate, la piña, el tomate, la patata, el maíz, el chocolate, el cacahuete, el tabaco, el algodón, la pimienta o la vainilla…cuando los españoles llegaron a América, un mundo nuevo de sabores colonizó los paladares de los habitantes del Viejo Continente. Más de 500 años después los productos americanos siguen conquistando las cocinas de los europeos.

La Quinoa, uno de los granos más importantes de los Andes, es técnicamente la semilla de una hierba, aunque es considerado un grano. Pertenece a la familia de las quenopodiáceas (como las espinacas) pero se compara con los cereales por su composición y su forma de comerlo.

Más allá de tener un nombre tan cool, es saludable, versátil y muy fácil de preparar y se ha convertido en el alimento preferido de vegetarianos y alérgicos al gluten.

Es por tanto que el empleo de este pseudocereal está siendo incorporado en muchas dietas debido a:

1.- Su gran aporte de fibra, lo que beneficia el tránsito intestinal

2.- Es muy saciante, lo que ayuda a perder peso

3.- Contiene ácidos grasos esenciales como el omega 3 y el omega 6, por lo que ayuda a mantener la salud cardiovascular

4.- Tiene un alto contenido en proteínas, un 50% más que otros granos, por lo que es una gran fuente de energía

5.- Aporta magnesio

6.- No tiene gluten, por lo que es un alternativa para personas celiacas

7.- Contiene pocas grasas

8.- Contiene más calcio que el arroz o el maíz y tiene un bajo contenido en azúcares por lo que su índice glucémico es bajo y por tanto es perfecto para aquellas personas que tienen diabetes.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, la Quinoa es el único vegetal que posee aminoácidos esenciales, oligoelementos y vitaminas y no contiene gluten.

Los aminoácidos esenciales se encuentran en el núcleo del grano, a diferencia de otros cereales que lo tienen en la cáscara, como el arroz o el trigo.

Un alimento de dioses que se utiliza para todo pero no hay para todos.

Los países como Bolivia, el mayor productor de quínoa del mundo, no dan abasto con la exportación de este cereal ya “que el consumo interno de la quinua apenas alcanza al 10 por ciento de la producción nacional de este cereal alimenticio, en tanto que el 90 por ciento de esta producción total es destinado a la exportación”.

Las consecuencias para la ecología y para la diversidad económica y social tradicional son nefastas, cambiando incluso las dietas tradicionales de los pueblos milenarios.

Se cocina en 15 a 20 minutos y puede ser utilizado en una gran variedad de platos desde el desayuno hasta el postre. Por la mañana puedes tomarlo como cualquier otro cereal de desayuno mezclándolo con pasas, canela, un toque de jarabe de arce y un plátano en rodajas. Para el almuerzo usalo en ensalada o servido junto con frijoles negros y vegetales salteados. Las posibilidades de la quinoa en la mesa son infinitas.

Consulta a nuestros nutricionistas y comienza a disfrutar de sus beneficios.