¿Qué es la Osteopatía?

     osteopatia1_980x6560.jpg

     La Osteopatía es un método de tratamiento de las enfermedades que se basa en los masajes y la manipulación de las articulaciones y se fundamenta en la teoría de que el cuerpo es capaz de elaborar sus propios remedios contra las enfermedades y acepta el método terapéutico y de diagnóstico de la medicina científica.

     Se trata pues, de una disciplina terapéutica y de un conjunto de conocimientos específicos basados en la anatomía y fisiología del cuerpo humano, en el conocimiento de cómo intervienen los diferentes tejidos en la producción de la enfermedad y en la aplicación de técnicas de normalización de las funciones alteradas, técnicas que la Osteopatía ha desarrollado durante más de un siglo de evolución de la disciplina (la primera escuela de Osteopatía data del año 1892 en Estados Unidos) a través de las Escuelas de Osteopatía o Facultades de Medicina Osteopática, dependiendo del desarrollo de la disciplina en cada país.

     En Osteopatía, el tratamiento se realiza mediante suaves manipulaciones orientadas a aliviar el dolor, restaurar funciones y así promover la salud y el bienestar. Se utilizan un amplio abanico de técnicas (estructurales, funcionales, sensoriales, faciales) que respetan los tejidos y no van más allá de los límites que las estructuras del cuerpo establecen.

     Mediante la Osteopatía ayudamos a re-equilibrar el organismo centrándonos en la estructura, mejorando de ese modo el funcionamiento del cuerpo. Para el tratamiento se utilizan técnicas suaves y seguras, adaptadas a cada paciente y a sus necesidades, teniéndose siempre en cuenta la edad, el sexo, la tipología y el estado de salud del mismo, etc.

     Se basa en la creencia de que todos los sistemas del cuerpo están relacionados y, por lo tanto, los trastornos en un sistema afectan el funcionamiento de los otros.

    La osteopatía da solución a la causa del problema. Por ejemplo, tratando y corrigiendo el mal funcionamiento del hígado se alivia el dolor del hombro derecho.

¿Qué Patologías puede tratar la Osteopatía?

  • Dolores articulares, musculares de cuello, cintura, espalda
  • Artrosis
  • Problemas digestivos como hernias hiatales, estreñimiento crónico, úlceras
  • Dolores de cabeza, migrañas
  • Mareos y vértigos (vértigo paroxístico benigno, vértigo de Ménière)
  • Problemas en la articulación mandibular
  • Lesiones deportivas (esguinces, luxaciones, desgarros musculares)
  • Dolores postquirúrgicos
  • Problemas de regurgitación en lactantes
  • Problemas de conducta en niños (niños hiperactivos)
  • Dolores en el embarazo
  • Infecciones urinarias a repetición
  • Incontinencia urinaria
  • Ciáticas
  • Cervicobraquialgias
  • Lordosis, escoliosis, cifosis que cursan con dolor

Conclusión

     Como hemos visto, la osteopatía trabaja bajo la premisa de que la estructura ósea está estrechamente ligada a las funciones del organismo, de manera que a través de las manipulaciones del terapeuta, se restablece la integridad estructural del paciente y, con ello, la correcta funcionalidad del organismo en su conjunto, mejorando así el estado de salud general.

     Los osteópatas manipulan la estructura ósea, pero esa manipulación afecta no solo al sistema mecánico y estructural, sino también a órganos y fluidos internos. Por ello, es muy importante que sea un profesional quien se ocupe de la terapia.

Solicita más información en el área de Fisioterapia de tu club O2 Centro Wellness.

Tipos de tratamiento de Puntos Gatillo y Restricciones Miofasciales

WB AutotratamientosRedes

Cuando realizamos una actividad física o en actividades de nuestra vida diaria nos encontramos con molestias o dolores en nuestro aparato muscular que pueden producir limitaciones funcionales.

Las causas más comunes de estos dolores son las siguientes lesiones:

SÍNDROME DE DOLOR MIOFASCIAL: es el conjunto de signos y síntomas producidos por puntos gatillo miofasciales.

-PUNTO GATILLO (trigger point en inglés): es un punto doloroso en el vientre muscular que al estar activado, realizando presión sobre él por ejemplo, además del dolor localizado produce otro irradiado a una zona más o menos lejana. Además, los puntos gatillo miofasciales pueden ser responsables de debilidad muscular, restricción de la movilidad, descoordinación, fatigabilidad muscular y retardo en la relajación y en la recuperación de los músculos después de su actividad, así como espasmo muscular.

-BANDA GATILLO (trigger band en inglés): es una banda de la red fascial organizada a lo largo de líneas de tensión que se caracteriza por sensaciones dolorosas y de quemazón.

-SOBRECARGA MUSCULAR: es el exceso de trabajo de un músculo o grupo muscular (que puede ser debido a varias razones: por falta de fuerza o resistencia por parte de ese músculo, por un exceso de actividad, como respuesta a un traumatismo… ), que produce una alteración del tono muscular, fatiga, debilidad, dolor, etc., y sobre todo puede ser riesgo de lesiones más graves.

La mayoría de estas lesiones se producen por gestos y ejercicios repetitivos que se encuentran en nuestras rutinas o al exceso de actividad sumado a la falta de descanso.

TRATAMIENTO FISIOTERÁPICO:

Como ya hemos comentado en artículos anteriores, existen muchas técnicas de fisioterapia para el tratamiento de las lesiones que hemos descrito:

Liberación o inducción miofascial: consiste en una estimulación mecánica del tejido conectivo. Busca conseguir una mejor circulación dentro del tejido conectivo, aumentando el suministro sanguíneo y acelerando así el proceso de curación.

-Osteopatía: la Terapia Reposicional Osteopática Autónoma (TROA) es una técnica “suave” de la osteopatía que se basa en la reprogramación lenta del sistema propioceptivo de la musculatura a través del posicionamiento de forma pasiva del paciente en una postura corporal de no dolor.

-Punción seca: es una técnica de fisioterapia invasiva en la que el agente físico empleado es el estímulo mecánico con diferentes tipos de agujas directamente sobre el punto gatillo.

 AUTOTRATAMIENTO:

Existen diferentes materiales que podemos utilizar para el masaje de tejidos profundos y liberación miofascial “sin manos”, y son muy útiles como complemento a nuestra rutina. Unos ejemplos son:

-Rodillo de espuma (Foam Roller en inglés): se utiliza para realizar un automasaje rodando sobre sus diferentes relieves en función de la intensidad que busquemos. Su principal indicación es trabajar sobre grandes zonas musculares para reducir la sobrecarga y las contracturas.

-QuadBaller: al igual que con el Foam Roller, se realiza un automasaje rodando sobre él, pero debido a su tamaño podemos conseguir mayor eficacia sobre zonas concretas como cuádriceps, isquiotibiales, aductores o dorsal ancho.

Recuerda consultar a nuestro equipo de Fisioterapeutas para que te orienten correctamente.

Pelota de masaje: también se puede rodar sobre ella o utilizarla en estática aplicando una presión constante y directa sobre puntos dolorosos o puntos gatillo con una intensidad moderada.

No olvides consultar a nuestr@ equipo de Fisioterapeutas.

Osteopatía: Tratamiento y beneficios

La Osteopatía es un enfoque asistencial diferente que, a partir de un sistema de diagnóstico y tratamiento específico, pone especial atención en la estructura del individuo y en los problemas mecánicos que pueden aparecer en la misma.

En Osteopatía, el tratamiento se realiza mediante suaves manipulaciones orientadas a aliviar el dolor, restaurar funciones y así promover la salud y el bienestar. Se utilizan un amplio abanico de técnicas (estructurales, funcionales, sensoriales, faciales) que respetan los tejidos y no van más allá de los límites que las estructuras del cuerpo establecen.

Se basa en los principios que formuló su precursor: el Dr. A. T. Still (1828-1917) quien, a partir de la cuidadosa observación de sus pacientes y de la aplicación de sus profundos conocimientos de Anatomía y Biomecánica, postuló que la salud y el correcto funcionamiento del individuo dependen de la integridad estructural global del cuerpo. Así, Still dibujó el cuerpo humano como una Unidad Indivisible donde la Estructura (Sistema Músculo-Esquelético, órganos y vísceras) y la función del Organismo están íntimamente relacionadas y dependen la una de la otra.

PARA QUÉ SIRVE

Mediante la Osteopatía ayudamos a re-equilibrar el organismo centrándonos en la estructura, mejorando de ese modo el funcionamiento del cuerpo. Para el tratamiento se utilizan técnicas suaves y seguras, adaptadas a cada paciente y a sus necesidades, teniéndose siempre en cuenta la edad, el sexo, la tipología y el estado de salud del mismo, etc.

Se basa en la creencia de que todos los sistemas del cuerpo están relacionados y, por lo tanto, los trastornos en un sistema afectan el funcionamiento de los otros.

La osteopatía da solución a la causa del problema. Por ejemplo, tratando y corrigiendo el mal funcionamiento del hígado se alivia el dolor del hombro derecho.

pampered young woman.

QUÉ PROBLEMAS PUEDE TRATAR LA OSTEOPATÍA

  • Dolores articulares, musculares de cuello, cintura, espalda
  • Artrosis
  • Problemas digestivos como hernias hiatales, estreñimiento crónico, úlceras
  • Dolores de cabeza, migrañas
  • Mareos y vértigos (vértigo paroxístico benigno, vértigo de Ménière)
  • Problemas en la articulación mandibular
  • Lesiones deportivas (esguinces, luxaciones, desgarros musculares)
  • Dolores postquirúrgicos
  • Problemas de regurgitación en lactantes
  • Problemas de conducta en niños (niños hiperactivos)
  • Dolores en el embarazo
  • Infecciones urinarias a repetición
  • Incontinencia urinaria
  • Ciáticas
  • Cervicobraquialgias
  • Lordosis, escoliosis, cifosis que cursan con dolor

PRINCIPIOS FUNDAMENTALES

La unidad del cuerpo

Todos los sistemas son interdependientes y están relacionados entre sí. Todo el cuerpo responde en su conjunto cuando se altera algún órgano o estructura.

La estructura gobierna la función

Y viceversa. La estructura de un órgano, por ejemplo un músculo, gobierna la función que sería doblar el brazo. Pero si este músculo permanece mucho tiempo quieto, sin cumplir su función, se altera la estructura del músculo en sí (disminuye su nutrición, su tamaño).

La auto-curación

El cuerpo humano posee todos los mecanismos para auto-curarse. Esto ocurre siempre y cuando se encuentren en equilibrio todas sus estructuras, para así poder defenderse de las enfermedades, y curarlas en el momento en que aparezcan.

La ley de la arteria es absoluta

Todos los tejidos del cuerpo deben tener una buena irrigación para poder nutrirse y oxigenarse así como para eliminar correctamente los desechos.

En los sitios donde la irrigación es defectuosa es más fácil que se instale la enfermedad. El objetivo del tratamiento osteopático es mantener la circulación sanguínea sin obstáculos.

La vida es movimiento

Cada célula de nuestro cuerpo tiene movimiento: donde hay déficit de movimiento hay déficit en la irrigación y hay muerte del tejido.

Por ello, para que nuestros órganos puedan cumplir sus funciones correctamente deben tener el movimiento adecuado.

CONCLUSIÓN

Como hemos visto, la osteopatía trabaja bajo la premisa de que la estructura ósea está estrechamente ligada a las funciones del organismo, de manera que a través de las manipulaciones del terapeuta, se restablece la integridad estructural del paciente y, con ello, la correcta funcionalidad del organismo en su conjunto, mejorando así el estado de salud general.

Los osteópatas manipulan la estructura ósea, pero esa manipulación afecta no solo al sistema mecánico y estructural, sino también a órganos y fluidos internos. Por ello, es muy importante que sea un profesional quien se ocupe de la terapia.

Solicita más información en el área de Fisioterapia de tu club O2 Centro Wellness.