Inducción Miofascial

Redes WB INDUCCIÓN MIOFASCIALEn primer lugar hemos de hacernos una pregunta: ¿Qué es la fascia? Probablemente no sea la primera vez que escuchemos esta palabra, y sin embargo no seamos capaces de ubicarla dentro de nuestro cuerpo.

La fascia es el tejido conectivo, que envuelve los músculos huesos y articulaciones, protegiéndolos, manteniendo la estructura de cuerpo unido y dándonos la forma que tenemos. Podríamos imaginarla como un amplio traje interconectado e ininterrumpido, que envuelve y relaciona  todas las estructuras, músculos, huesos, nervios, vasos, y órganos  permitiendo su correcto funcionamiento debajo de nuestra piel. Además es el material responsable de formar las adherencias y el tejido de cicatrización.

Debido a que el sistema fascial es continuo, cualquier lesión del mismo puede producir dolor y disfunción en otra región del cuerpo, por ejemplo, una lesión a nivel cervical puede repercutir sobre el codo o la muñeca.

fascia

La disfunción fascial puede ser provocada por cualquier tipo de traumatismo en un amplio sentido de la palabra. Podemos referirnos a “traumatismo” tanto por un golpe o caída, como una cirugía, un mal gesto deportivo repetido o una postura inadecuada. Las disfunciones del sistema miofascial no tratadas correctamente y a tiempo llevan al paciente a un círculo vicioso de tensión y espasmo muscular, es decir, producen dolor y frenan la recuperación de la función. Cuando hay una afección directa o indirecta de la fascia el cuerpo busca compensaciones, para continuar realizando su función, estas compensaciones mantenidas por largos periodos de tiempo o frente a situaciones de esfuerzo crean sobrecargas que pueden convertirse en focos de lesiones específicas.

fascia1

Ahora que nos hemos aproximado a la fascia, podemos identificarla mejor y conocer los riesgos de lesión vamos a acercarnos a las técnicas de tratamiento o Terapias de Inducción Miofascial.

Estas técnicas forman parte de las terapias manuales y son un método de evaluación y de tratamiento de los movimientos y presiones sostenidas en todo el sistema fascial para así eliminar sus restricciones y restablecer la alterada función corporal.  La aplicación de las técnicas se puede definir como presiones sostenidas, posicionamientos específicos y muy suaves estiramientos.

¿Qué lesiones se benefician de este tratamiento?

Aunque las Terapias miofasciales abarcan un amplio abanico de posibilidades clínicas, es el aparato locomotor el que más se beneficia de su aplicación, destacando por su efectividad los tratamientos de:

  • Algias vertebrales (lumbalgia, cervicalgia, dorsalgia o ciáticas)
  • Disfunciones de origen tendinoso: túnel del carpo, codo de tenista, codo de golfista, tendinitis del manguito de los rotadores, pata de ganso, cintilla iliiotibial, etc.
  • Fibromialgia
  • Cefaleas de origen mecánico y alteraciones de la articulación de la mandíbula (ATM)
  • Tratamientos de recuperación postquirúrgica, y cicatrices.
  • Síndrome de latigazo cervical  (Whiplash)
  • Fascitis plantar

Si sufres de cualquiera de los síntomas anteriormente mencionados, consulta con nuestr@s fisioterapeutas en cualquiera de nuestr@s centros.

Tipos de tratamiento de Puntos Gatillo y Restricciones Miofasciales

WB AutotratamientosRedes

Cuando realizamos una actividad física o en actividades de nuestra vida diaria nos encontramos con molestias o dolores en nuestro aparato muscular que pueden producir limitaciones funcionales.

Las causas más comunes de estos dolores son las siguientes lesiones:

SÍNDROME DE DOLOR MIOFASCIAL: es el conjunto de signos y síntomas producidos por puntos gatillo miofasciales.

-PUNTO GATILLO (trigger point en inglés): es un punto doloroso en el vientre muscular que al estar activado, realizando presión sobre él por ejemplo, además del dolor localizado produce otro irradiado a una zona más o menos lejana. Además, los puntos gatillo miofasciales pueden ser responsables de debilidad muscular, restricción de la movilidad, descoordinación, fatigabilidad muscular y retardo en la relajación y en la recuperación de los músculos después de su actividad, así como espasmo muscular.

-BANDA GATILLO (trigger band en inglés): es una banda de la red fascial organizada a lo largo de líneas de tensión que se caracteriza por sensaciones dolorosas y de quemazón.

-SOBRECARGA MUSCULAR: es el exceso de trabajo de un músculo o grupo muscular (que puede ser debido a varias razones: por falta de fuerza o resistencia por parte de ese músculo, por un exceso de actividad, como respuesta a un traumatismo… ), que produce una alteración del tono muscular, fatiga, debilidad, dolor, etc., y sobre todo puede ser riesgo de lesiones más graves.

La mayoría de estas lesiones se producen por gestos y ejercicios repetitivos que se encuentran en nuestras rutinas o al exceso de actividad sumado a la falta de descanso.

TRATAMIENTO FISIOTERÁPICO:

Como ya hemos comentado en artículos anteriores, existen muchas técnicas de fisioterapia para el tratamiento de las lesiones que hemos descrito:

Liberación o inducción miofascial: consiste en una estimulación mecánica del tejido conectivo. Busca conseguir una mejor circulación dentro del tejido conectivo, aumentando el suministro sanguíneo y acelerando así el proceso de curación.

-Osteopatía: la Terapia Reposicional Osteopática Autónoma (TROA) es una técnica “suave” de la osteopatía que se basa en la reprogramación lenta del sistema propioceptivo de la musculatura a través del posicionamiento de forma pasiva del paciente en una postura corporal de no dolor.

-Punción seca: es una técnica de fisioterapia invasiva en la que el agente físico empleado es el estímulo mecánico con diferentes tipos de agujas directamente sobre el punto gatillo.

 AUTOTRATAMIENTO:

Existen diferentes materiales que podemos utilizar para el masaje de tejidos profundos y liberación miofascial “sin manos”, y son muy útiles como complemento a nuestra rutina. Unos ejemplos son:

-Rodillo de espuma (Foam Roller en inglés): se utiliza para realizar un automasaje rodando sobre sus diferentes relieves en función de la intensidad que busquemos. Su principal indicación es trabajar sobre grandes zonas musculares para reducir la sobrecarga y las contracturas.

-QuadBaller: al igual que con el Foam Roller, se realiza un automasaje rodando sobre él, pero debido a su tamaño podemos conseguir mayor eficacia sobre zonas concretas como cuádriceps, isquiotibiales, aductores o dorsal ancho.

Recuerda consultar a nuestro equipo de Fisioterapeutas para que te orienten correctamente.

Pelota de masaje: también se puede rodar sobre ella o utilizarla en estática aplicando una presión constante y directa sobre puntos dolorosos o puntos gatillo con una intensidad moderada.

No olvides consultar a nuestr@ equipo de Fisioterapeutas.