Facilitación Neuromuscular Propioceptiva (FNP)

Para mantener la flexibilidad natural de las articulaciones y reducir el riesgo de lesiones en el deporte, el programa de entrenamiento deportivo siempre debe incluir ejercicios de flexibilidad adecuados y correctamente ejecutados. Un músculo sometido sólo a ejercicios de fuerza se acorta. En consecuencia, su rango de movimiento se restringe, lo que en la práctica representa una disminución de la capacidad para la aplicación de fuerza. Los ejercicios diseñados para fortalecer un grupo muscular deben ir seguidos siempre por ejercicios de estiramientos del mismo grupo.

El método de Facilitación Neuromuscular Propioceptiva (FNP) fue desarrollado por un grupo de fisioterapeutas a finales de los años cuarenta y ha demostrado ser la técnica que mayor ganancia de flexibilidad produce y con mayor rapidez. Así, la FNP surgió como un método terapéutico y rehabilitador para después integrarse en el ámbito de la actividad física y el deporte. Principalmente se basa en introducir, antes del estiramiento del músculo, algún tipo de procedimiento para conseguir la estimulación de los propioceptores. Todo ello con el fin de promover la relajación muscular mediante la inhibición de los reflejos del estiramiento. De esta manera, el método FNP permite alcanzar mayor amplitud articular en un tiempo más corto.

Este método era utilizado por Bruce Lee en sus secciones de estiramientos y se dice que era un fanático del mismo.

WB fnp2

PRINCIPIOS BÁSICOS

Toda actividad muscular es controlada por el sistema nervioso central (SNC). Cuando es una actividad muscular voluntaria este control lo realiza el cerebro, mientras que si es una actividad refleja, o sea, un automatismo, el control lo realiza la médula espinal. Por lo tanto, existe una interdependencia entre el SNC y los músculos.

El reflejo de estiramiento o reflejo miotático es una clara manifestación fisiológica que se observa sobre casi la totalidad de los músculos esqueléticos: Cuando un músculo es estirado, se estiran también los husos musculares, que mandarán impulsos a la medula espinal, retornando esos impulsos de tal forma que de manera refleja se contraiga el músculo y no se siga estirando.

Este proceso hay que entenderlo como un mecanismo de defensa, que tiene como finalidad evitar un excesivo estiramiento del grupo muscular.

Si el estiramiento no ha sido violento y dura más de 6 segundos, los órganos tendinosos de Golgí responderán al estiramiento y al cambio de presión enviando impulsos a la medula espinal que, al contrario que los enviados por los husos  musculares, causarán un reflejo de relajación en el músculo. Se trata de una inhibición autógena.

El método FNP se basa en que una contracción de un músculo agonista causará un reflejo de relajación  del musculo antagonista que le permitirá estirarse.

MECÁNICA Y DESARROLLO

Podemos realizarlo de la siguiente forma:

1. Se lleva al grupo muscular o articulación que se va a trabajar a su máxima extensión sin que aparezca dolor. Desde esta posición se realiza una contracción isométrica y se mantiene entre 6 y 10 segundos (6 “/10 “).

2. Hay una relajación muscular durante  3” / 5”.

3. A partir de aquí hay un estiramiento suave hasta llegar al tope, que será mantenido entre 10” / 20”.

Las repeticiones aconsejadas para cada uno de estos ejercicios estarían entre 3 y 5 por cada grupo muscular trabajado. Con tres secciones semanales de flexibilidad con el método FNP podemos obtener unos buenos resultados que ayuden a mejorar nuestras técnicas de piernas y contribuyan a una movilidad más coordinada de todos nuestros grupos musculares, además de evitar considerablemente el riesgo por lesión y mejorar la elasticidad de nuestros músculos y de nuestro cuerpo en general.

Ejemplo  nº 1. (Para realizar en pareja. Isquiotibial)

  • En posición acostado hacia arriba sobre el suelo, y manteniendo una pierna extendida y la otra con la rodilla en extensión en manos del compañero. El compañero que realiza el estiramiento lleva la pierna en dirección a la cintura del otro compañero. Presione la punta del pie hacia abajo con las manos, mientras el compañero hace fuerza para llevar la pierna hacia el suelo oponiendo  resistencia  durante 6” / 10”. Relajación  entre 3” / 5”. Repetir 3 veces. Finalmente relajados los músculos de parte posterior de la pierna, realizar el estiramiento pasivo sin resistencia durante 20´´.

Ejemplo nº 2.(Cuádriceps)

  • Estando en pie, sujeta el pie derecho con la mano del mismo lado y dobla la rodilla al máximo procurando mantener la cadera lo más recta posible (con el talón de nuestro pie derecho debemos de tocar el glúteo). Intenta extender la articulación de la rodilla oponiéndote a ello con la mano entre 6” / 10”. Relaja durante 3” / 5”. Empuja la cadera suavemente hacia adelante y permanece en esta posición 20”.

CONCLUSIONES FINALES

Se ha demostrado que el número de lesiones musculares han disminuido considerablemente en la mayoría de los deportes desde que los ejercicios de flexibilidad se han incorporado de forma regular a los programas de entrenamiento. La correcta realización de un ejercicio de estiramiento según el método de Facilitación Neuromuscular Propioceptiva requiere tan solo de unos 20 segundos. Por lo tanto, un deportista que deba estirar 5 grupos distintos, a razón de tres veces cada uno, para obtener unos buenos resultados (20” x  5 x  3 = 300”) no necesita más de 5 minutos en cada entrenamiento.

Solicita más información en nuestra unidad de Fisioterapia y aprende a desarrollar tu flexibilidad.

La importancia de elegir tus zapatillas

fotolia_64847951_s-655-x-409-zapatillas

En ocasiones, nos dejamos guiar por la moda, los colores, la forma o incluso el precio para comprar nuestras zapatillas para hacer deporte. Esto es importante siempre y cuando quieras lucir un complemento bonito y que vaya contigo, pero usar unas buenas zapatillas con unas características óptimas para el ejercicio que queremos realizar será primordial si no queremos sufrir lesiones u otros problemas relacionados con la mala postura al pisar.

Hay diferentes tipos de zapatillas y todas tienen cualidades diferentes según el deporte que quieras realizar. En el caso de que te guste realizar actividades en el gimnasio, como aerobic, zumba u otros, los zapatos tienen que tener la suela lisa, pero con un dibujo que nos ayude a no resbalarnos en el parqué. Son zapatillas livianas, de poco peso y con las que nos sentiremos muy cómodos llevándola.

Por otra parte, si necesitas unas zapatillas para correr o trotar por la calle, serán conveniente varios puntos a tener en cuenta. Por un lado, en el caso del dibujo de la suela, debe tener más forma, para que te ayude al agarre en cada zancada.  Este tipo de deportivas también suelen tener más ventilación, ya que el pie suda mucho más. Otro factor es la amortiguación. Cuando corremos nuestras zancadas pueden hacer que nuestras rodillas sufran el constante impacto del cuerpo contra el asfalto. Si tienes una buena amortiguación, parecerá que estás corriendo sobre las nubes y evitarás bastante las lesiones (fuente: WebConsultas.com).

¿Qué tipo de apoyo necesito?

Todo el mundo corre de manera diferente, tiene pies y biomecánica diferentes. Por lo que la altura del arco y el apoyo de talón que se necesitará también serán diferentes.

La mayoría de las marcas hacen zapatillas que ofrecen diferentes tipos de apoyo, de acuerdo con su forma de correr. Para esto se tiene en cuenta como es el primer impacto del talón con el suelo y si a partir de allí el pie cae en pronación (hacia adentro) o supina (hacia afuera).

La plantilla de la zapatilla es un mapa perfecto de las presiones de nuestro pie, observar el desgaste nos dará una idea de dónde nuestro pie ejerce mayores presiones contra el suelo.

Si tienes un arco alto y el pie no se colapsa en pronación en el apoyo total del pie, se recomienda una zapatilla neutra. Si por el contrario el pie prona, será más adecuada una zapatilla que proporcione estabilidad.

Si tienes el arco bajo y presentas una pronación más severa, una zapatilla de control de movimiento más rígido que garantice la estabilidad del tobillo al correr, te resultará más cómodo y te ayudará a evitar lesiones.

Materiales

Los materiales en la composición del zapato son más importantes de lo que te puedes imaginar. No solo van a repercutir en la durabilidad del producto, sino también en la comodidad que sientas con él. Recuerda que el pie no debe sentirse aprisionado.

Una correcta elección de las zapatillas deportivas y una valoración biomecánica por parte de los profesionales de O2 Centro Wellness puede proporcionarte una larga y feliz vida deportiva libre de lesiones.

Fuente: Deporte y Salud. com y Webconsultas.com

Calistenia: Potencia y Esfuerzo

giancalistenia2

La calistenia es un sistema de ejercicio físico en el cual el interés está en los movimientos de grupos musculares más que en la potencia y el esfuerzo.

La calistenia empieza a desarrollarse en Francia en el siglo XVIII y se define como un conjunto de ejercicios que centran su interés en los movimientos de grupos musculares, más que en la potencia y el esfuerzo, con el objetivo último de desarrollar la agilidad, la fuerza física y la flexibilidad. Se intenta lograr la mayor contracción muscular y que el cuerpo adquiera una alineación correcta, ya que así, permite modelar el cuerpo, mejorar la postura y definir un buen contorno corporal.

Como consecuencia de la ganancia de fuerza física con dicho entrenamiento, lograremos evitar lesiones, especialmente en la zona lumbar, que es un área bastante problemática para muchas personas.

Si queremos comenzar a realizar ejercicios calisténicos, debemos tener claro que la prioridad de este entrenamiento recae en realizar los ejercicios con la mejor técnica posible, controlando totalmente el mayor recorrido en cada movimiento que ejecutamos.

No dejes de consultar a nuestros técnicos en O2 Centro Wellness.

Beneficios de trabajar el Core

illustration pose middle age woman push up bars and fitness co

#Core es una palabra en inglés, cuyo significado es “centro” o “núcleo”.

Se refiere a los músculos abdominales, lumbares, los de la pelvis, los glúteos y la musculatura profunda de la columna.

De este grupo de músculos obtienes la mayor parte de la fuerza de tu cuerpo y la idea es entrenar toda una zona que conecta con tu espina dorsal y que ayuda a tu cuerpo a soportar tu columna, para que todo tu peso corporal no recaiga solo sobre tus huesos.

Esto produce un mejor equilibrio y estabilidad. De hecho, la mayor parte de los deportes y otras actividades físicas dependen de la estabilidad de los músculos del core.

Dichos músculos pueden dividirse en tres grupos:

• Los abdominales, que ayudan a la respiración, protegen los órganos internos y dan apoyo postural.

• Los músculos de la cadera, que sirven para mantenerla estable y permitir que desempeñe adecuadamente sus movimientos básicos.

• Los músculos de la espalda baja, que ayudan a mantener una postura adecuada.

El entrenamiento del core es sencillo, cualquier persona puede llevarlo a cabo ya que es una forma relajada de trabajar las diferentes partes del cuerpo. Su ejecución será lenta. Tenemos que concentrarnos en respirar correctamente a lo largo de toda la actividad y realizar los diferentes ejercicios que componen el core.

Trabajar el core es muy importante por varios motivos:

• Es el centro de gravedad del cuerpo, hace de enlace entre el tren inferior y el tren superior y, por tanto, resulta clave para desarrollar el equilibrio, la estabilidad y la coordinación.

• Mejora la respiración porque, cuando lo conseguimos expulsar todo el aire de nuestros pulmones, evitando que quede en ellos aire pobre y dejando espacio para mayor cantidad de aire limpio.

• Reduce el riesgo de lesiones y equilibra tu postura. Un core estable nos permite mantener las posturas, disminuyendo el riesgo de lesiones al proporcionar mayor fuerza a nuestras extremidades.

• Quema la grasa de la zona media sin tener que recurrir a los clásicos abdominales de gimnasio, con variaciones donde los estabilizadores de la columna trabajan de forma más intensa.

Consulta a nuestros técnicos de Fitness o Fisioterapeutas para una correcta realización de los ejercicios.

#aquiempiezatureto  #obtenresultadosO2CW

 

¿Qué es la Osteopatía?

     osteopatia1_980x6560.jpg

     La Osteopatía es un método de tratamiento de las enfermedades que se basa en los masajes y la manipulación de las articulaciones y se fundamenta en la teoría de que el cuerpo es capaz de elaborar sus propios remedios contra las enfermedades y acepta el método terapéutico y de diagnóstico de la medicina científica.

     Se trata pues, de una disciplina terapéutica y de un conjunto de conocimientos específicos basados en la anatomía y fisiología del cuerpo humano, en el conocimiento de cómo intervienen los diferentes tejidos en la producción de la enfermedad y en la aplicación de técnicas de normalización de las funciones alteradas, técnicas que la Osteopatía ha desarrollado durante más de un siglo de evolución de la disciplina (la primera escuela de Osteopatía data del año 1892 en Estados Unidos) a través de las Escuelas de Osteopatía o Facultades de Medicina Osteopática, dependiendo del desarrollo de la disciplina en cada país.

     En Osteopatía, el tratamiento se realiza mediante suaves manipulaciones orientadas a aliviar el dolor, restaurar funciones y así promover la salud y el bienestar. Se utilizan un amplio abanico de técnicas (estructurales, funcionales, sensoriales, faciales) que respetan los tejidos y no van más allá de los límites que las estructuras del cuerpo establecen.

     Mediante la Osteopatía ayudamos a re-equilibrar el organismo centrándonos en la estructura, mejorando de ese modo el funcionamiento del cuerpo. Para el tratamiento se utilizan técnicas suaves y seguras, adaptadas a cada paciente y a sus necesidades, teniéndose siempre en cuenta la edad, el sexo, la tipología y el estado de salud del mismo, etc.

     Se basa en la creencia de que todos los sistemas del cuerpo están relacionados y, por lo tanto, los trastornos en un sistema afectan el funcionamiento de los otros.

    La osteopatía da solución a la causa del problema. Por ejemplo, tratando y corrigiendo el mal funcionamiento del hígado se alivia el dolor del hombro derecho.

¿Qué Patologías puede tratar la Osteopatía?

  • Dolores articulares, musculares de cuello, cintura, espalda
  • Artrosis
  • Problemas digestivos como hernias hiatales, estreñimiento crónico, úlceras
  • Dolores de cabeza, migrañas
  • Mareos y vértigos (vértigo paroxístico benigno, vértigo de Ménière)
  • Problemas en la articulación mandibular
  • Lesiones deportivas (esguinces, luxaciones, desgarros musculares)
  • Dolores postquirúrgicos
  • Problemas de regurgitación en lactantes
  • Problemas de conducta en niños (niños hiperactivos)
  • Dolores en el embarazo
  • Infecciones urinarias a repetición
  • Incontinencia urinaria
  • Ciáticas
  • Cervicobraquialgias
  • Lordosis, escoliosis, cifosis que cursan con dolor

Conclusión

     Como hemos visto, la osteopatía trabaja bajo la premisa de que la estructura ósea está estrechamente ligada a las funciones del organismo, de manera que a través de las manipulaciones del terapeuta, se restablece la integridad estructural del paciente y, con ello, la correcta funcionalidad del organismo en su conjunto, mejorando así el estado de salud general.

     Los osteópatas manipulan la estructura ósea, pero esa manipulación afecta no solo al sistema mecánico y estructural, sino también a órganos y fluidos internos. Por ello, es muy importante que sea un profesional quien se ocupe de la terapia.

Solicita más información en el área de Fisioterapia de tu club O2 Centro Wellness.

Recuperación Funcional

A4 WB RECUPERACIÓN_REDESsinbon

     Las lesiones constituyen contratiempos adversos que no pueden evitarse del todo, pues la propia actividad deportiva conlleva implícito el riesgo de que se produzcan.

     Sin embargo, se puede conseguir que este riesgo disminuya (prevención) o que su evolución sea más favorable y la incorporación de la persona al deporte se realice en el menor tiempo posible (recuperación funcional/readaptación física).

¿Qué es?

     El mecanismo de lesión, es la forma en la cual se produjo la lesión. Esto es el conjunto de fuerzas y resistencias que actuaron sobre el órgano y estructuras del aparato locomotor, tanto intrínsecas (edad, sexo, condición física) como extrínsecas (tipo de entrenamiento, volumen de carga).

     La recuperación funcional es un modelo de intervención general, que incluye una evaluación global del contexto deportivo de intervención (modalidad deportiva, características de las personas, condiciones de entrenamiento, etc.), una adecuada prevención ante los factores predisponentes de la lesión, y un trabajo sistematizado en el caso de que aparezca la lesión, asegurando una recuperación completa. El objetivo último para asumir bajo esta perspectiva en el proceso de entrenamiento-competición sería alcanzar la mejor salud deportiva posible (prevención) o recuperarla cuanto antes en las mayores condiciones de eficiencia y eficacia (recuperación funcional).

¿Para quién?

     La recuperación funcional es necesaria para cualquier persona que haya sufrido una lesión , o padezca una dolencia de forma habitual que le comprometa su día a día o su ámbito deportivo, haciendo especial mención en personas con practica deportiva.

     El efecto negativo de una lesión, ya sea aguda o crónica, produce una compensación en el cuerpo el cual se “desajusta” o desequilibra creando un mecanismo lesional que se mostrará tarde o temprano. Un símil apropiado seria la desalineación de la rueda de un coche, la cual no nos trae problemas aparentes hasta que poco a poco, ese desgaste de la rueda nos lleva a un reventón.

¿Cuándo?

     En general, la rehabilitación de lesiones tiene dos fases, minimizar el traumatismo causado por la lesión y hacer que la persona recupere con seguridad y rapidez el nivel óptimo previo a ésta.

     La segunda fase se divide en tres etapas, la primera se ocupa de los objetivos a corto plazo en el que incluye el tratamiento propio de la lesión. La segunda etapa trataría de remitir los síntomas causados por la lesión, así como tratar las partes del cuerpo que por proximidad se pueden ver afectadas por la lesión.

     La tercera parte incluiría la RECUPERACIÓN FUNCIONAL, incluyendo el análisis de los factores que crearon la lesión (MECANISMO LESIONAL) Y la recuperación total para la practica deportiva . La recuperación funcional de lesiones deportivas puede diseñarse en una secuencia de 4 pasos: conocer la amplitud del problema, identificar los factores y mecanismos lesionales, introducir medidas de prevención y, por último, evaluar su eficacia.

     En las últimas décadas han proliferado de manera notable los estudios epidemiológicos que permiten ofrecer luz en los dos primeros aspectos y así identificar la incidencia lesional en cada modalidad deportiva, junto con los factores y mecanismos implicados en la producción de lesiones.

    El segundo paso se antoja esencial, ya que al determinarse los posibles factores que provocan la lesión, se podrá actuar desde el punto de vista preventivo sobre ellos.

Factores relacionados con la aparición de lesiones deportivas

  • INTRÍNSECOS
    • Predisposición del deportista
    • Lesiones anteriores
    • Edad
    • Sexo
    • Composición corporal
    • Estado de Salud
    • Aspectos anatómicos:
    • Alineaciones articulares
    • Laxitud ligamentosa
    • Acortamientos musculares
    • Condición física:
    • Fuerza
    • Flexibilidad
    • Coordinación
    • Resistencia
    • Equilibrio anta/agonista
    • Estado psicológico

 

  • EXTRÍNSECOS
    • Exposición a factores de riesgo
    • Motricidad específica del deporte
    • Contacto corporal
    • Gestoformas repetitivas
    • Acciones de riesgo: saltos, sprints
    • Entrenamiento
    • Dinámica de cargas
    • Volumen (tiempo de exposición)
    • Relación carga/recuperación
    • Secuencia de medios de entrenamiento
    • Calentamiento
    • Competición
    • Materiales
    • Pavimento
    • Protecciones
    • Ambientales (estrés térmico)

Ventajas

  • Recuperación total de la lesión
  • Aumento del rendimiento deportivo
  • Disminución de recaídas, de riesgo de lesión en otras estructuras y del tiempo de recuperación

Contraindicaciones

No tiene ninguna contraindicación ya que se analizan tanto los aspectos intrínsecos como extrínsecos de la persona y la práctica deportiva o actividad que vaya a realizar la persona de un modo individualizado y por tanto adecuado a cada caso concreto.

Conclusión

Los tratamientos fisioterápicos mejoran su resultado tratando el mecanismo lesional en el proceso de recuperación funcional, disminuyendo el tiempo de recuperación y aumentando el rendimiento.

Consulta a nuestros profesionales.

Tendinopatía del Supraespinoso

supraespinoso

¿Qué es?                             

Este tipo de lesiones son uno de los síndromes dolorosos más frecuentes en el ser humano. Generalmente lo oiremos como “tendinitis” del supraespinoso, ya que el término tendinitis está más extendido pero ha sido recientemente desechado debido a que el tendón en sí no se inflama sino que lo hacen las estructuras que se encuentran a su alrededor.

Hablamos del tendón del supraespinoso porque es el que se ve afectado de manera más común,  pero el hombro es una estructura muy compleja  y cuando tenemos un problema, lo más normal es que se vea comprometida su biomecánica general afectando a otros tendones y estructuras a su alrededor como es el manguito de los rotadores, llamaremos entonces a este problema síndrome subacromial o impigiment.

Como hemos dicho, el tendón del musculo supraespinoso se ve frecuentemente afectado y esto es debido a su disposición anatómica, ya que se encuentra acorralado entre la articulación gleno-humeral y el acromion, en el llamado espacio subacromial, este espacio se puede ver reducido por diferentes motivos, comprometiendo así al tendón del supraespinoso en el que se genera una fricción mayor de la habitual y posteriormente podrá afectar a otras estructuras como la cápsula articular.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas dependen del estadío en el que se encuentre la lesión pero de manera general suele aparecer un dolor sordo y difuso en la cara anterior y lateral del hombro que puede irradiarse por la cara lateral hasta el codo , este dolor se hará más agudo al elevar dicho hombro. También pueden aparecer molestias en la columna cervical.

¿Cuál es la causa?

No hay una causa concreta que genere esta lesión, sino un conjunto de circunstancias que pueden acabar desencadenando la lesión. Influyen en ella la edad del paciente, factores posturales, biomecánicos, genéticos y  metabólicos.

¿Cómo solucionarlo?

La farmacología nos ayuda en muchos momentos a sobrellevar el dolor, pero en el caso de está lesión es imprescindible tratar la causa del problema y no abusar de los antiinflamatarios, ya que estos reducirán el dolor pero podrán cronificar la lesión. Para ello acude a tu fisioterapeuta que valorará las estructuras lesionadas y determinará los factores que han podido desencadenar la lesión pudiendo así realizar un tratamiento personalizado y específico para tu lesión, las técnicas más utilizadas son la terapia manual, punción seca, ejercicios neurodinámicos, kinesiotaping, ejercicios de movilidad escapular, estiramientos y fortalecimiento para dar una mayor estabilidad a la escápula.

Consulta a nuestr@s fisioterapeutas para que te ayuden con ésta y otras lesiones o simplemente como prevención.