Lesiones Deportivas en MMSS

lesiones-de-hombro-con-logo

Tenis, Pádel, Golf, Baloncesto, Vóley, Balonmano, Fútbol (once, siete, sala), carreras populares… son, actualmente los deportes más practicados en la sociedad. Por la práctica, y de manera común, aparecen lesiones en MMSS (miembros superiores). Vamos a concretar en dos articulaciones (hombro y codo) y tejido blando (músculos). Los deportes de raqueta, el baloncesto y balonmano son las actividades más lesivas a nivel de miembros superiores.

El hombro es la articulación más móvil del cuerpo, lo cual la convierte en muy delicada y propensa a lesiones en el deporte. Es también muy inestable. De ahí la importancia del entrenamiento de la musculatura que se encarga de fijar el hombro. Además, por sus características anatómicas, los músculos se ven obligados a pasar por canales estrechos, donde es fácil que sufran compresiones y desgarros si se realizan esfuerzos muy grandes o muy prolongados en posturas incorrectas. Por esto es fundamental que se extremen las precauciones a la hora de entrenar hombros y se vigile siempre una buena realización del movimiento. Es el encargado de unir el brazo con el torso con 3 huesos:

  • Clavícula
  • Escápula
  • Húmero

Así como músculos, ligamentos y tendones. Está compuesta de un total de cinco articulaciones:

  • Manguito de los rotadores, término anatómico dado al conjunto de músculos y tendones que proporcionan exactamente estabilidad al hombro. 5 músculos principales
  • Supraespinoso
  • Infraespinoso
  • Redondo menor
  • Subescapular
  • Pectoral mayor

Lesiones frecuentes de hombro

  • Tendinopatía o tendinitis de hombro, cuando se produce una inflamación del tendón que afecta al músculo decimos que estamos ante una tendinopatía.
  • Calcificación del ligamento producida por acumulación de calcio en el interior del ligamento, causando dolor.
  • Torcedura o distensión muscular. El síntoma principal de una torcedura es el dolor que puede ir acompañado de inflamación en la zona y pequeños espasmos musculares.
  • Hombro de nadador afecta a muchos nadadores profesionales. Esta lesión se produce por la falta de técnica del nadador o el sobreesfuerzo y movimiento repetitivo y afecta generalmente a atletas jóvenes con entrenamiento intensivo o mayores tras un tiempo largo de inactividad.
  • Sobrecarga muscular se produce por la repetición prolongada del movimiento de un determinado músculo.
  • Artrosis de hombro, es la degeneración de la articulación en la que se produce una pérdida del cartílago.

Factores de riesgo

• Errores de entrenamiento: sobrecargas de repetición y microtraumatismos

• Edad/envejecimiento

• Hipertrofia muscular que disminuye la elasticidad

• Hiperlaxitud ligamentosa que produce inestabilidad en la articulación

• Lesiones previas

• Mala vascularización

Conclusiones y Recomendaciones

Es importante realizar la actividad de forma segura para evitar lesiones y recaídas. Antes de realizar cualquier actividad si queremos hacerlo de forma segura debemos consultar con un profesional, fisioterapeuta o entrenador personal.

• El calentamiento es fundamental para aumentar la temperatura muscular haciéndolo más flexible.

• Realizar una vuelta a la calma de forma progresiva.

• Estirar siempre, al menos al finalizar la actividad. Con esto evitamos acortamientos y sobrecargas.

• Tonificar de forma selectiva la musculatura que implica la articulación para reforzarla.

• Dieta equilibrada para tener el aporte energético necesario al igual que estar bien hidratado para evitar fatigas musculares.

Consulta a los fisioterapeutas de O2 Centro Wellness.

Tendinopatía del Supraespinoso

supraespinoso

¿Qué es?                             

Este tipo de lesiones son uno de los síndromes dolorosos más frecuentes en el ser humano. Generalmente lo oiremos como “tendinitis” del supraespinoso, ya que el término tendinitis está más extendido pero ha sido recientemente desechado debido a que el tendón en sí no se inflama sino que lo hacen las estructuras que se encuentran a su alrededor.

Hablamos del tendón del supraespinoso porque es el que se ve afectado de manera más común,  pero el hombro es una estructura muy compleja  y cuando tenemos un problema, lo más normal es que se vea comprometida su biomecánica general afectando a otros tendones y estructuras a su alrededor como es el manguito de los rotadores, llamaremos entonces a este problema síndrome subacromial o impigiment.

Como hemos dicho, el tendón del musculo supraespinoso se ve frecuentemente afectado y esto es debido a su disposición anatómica, ya que se encuentra acorralado entre la articulación gleno-humeral y el acromion, en el llamado espacio subacromial, este espacio se puede ver reducido por diferentes motivos, comprometiendo así al tendón del supraespinoso en el que se genera una fricción mayor de la habitual y posteriormente podrá afectar a otras estructuras como la cápsula articular.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas dependen del estadío en el que se encuentre la lesión pero de manera general suele aparecer un dolor sordo y difuso en la cara anterior y lateral del hombro que puede irradiarse por la cara lateral hasta el codo , este dolor se hará más agudo al elevar dicho hombro. También pueden aparecer molestias en la columna cervical.

¿Cuál es la causa?

No hay una causa concreta que genere esta lesión, sino un conjunto de circunstancias que pueden acabar desencadenando la lesión. Influyen en ella la edad del paciente, factores posturales, biomecánicos, genéticos y  metabólicos.

¿Cómo solucionarlo?

La farmacología nos ayuda en muchos momentos a sobrellevar el dolor, pero en el caso de está lesión es imprescindible tratar la causa del problema y no abusar de los antiinflamatarios, ya que estos reducirán el dolor pero podrán cronificar la lesión. Para ello acude a tu fisioterapeuta que valorará las estructuras lesionadas y determinará los factores que han podido desencadenar la lesión pudiendo así realizar un tratamiento personalizado y específico para tu lesión, las técnicas más utilizadas son la terapia manual, punción seca, ejercicios neurodinámicos, kinesiotaping, ejercicios de movilidad escapular, estiramientos y fortalecimiento para dar una mayor estabilidad a la escápula.

Consulta a nuestr@s fisioterapeutas para que te ayuden con ésta y otras lesiones o simplemente como prevención.

Conoce la estructura del hombro y sus posibles lesiones

La anatomía del hombro es bastante peculiar puesto que no es una única articulación, sino un complejo donde varias articulaciones trabajan de forma coordinada para permitir una gran variedad de movimientos muy amplios. No obstante, es la musculatura la que más riesgo tiene de sufrir lesiones.

Estructura

Esta formado por la clavícula (une el esternón con el hombro), la escápula (el omóplato que todos conocemos, con forma triangular) y el húmero (hueso que va desde el hombro hasta el codo). Para unir estos huesos están los ligamentos. Además hay otros elementos como cápsula articular, bursas…

  • Musculatura principal: redondo mayor, deltoides (músculo que forma la “bola del hombro”) y manguito de los rotadores (reciben esta denominación los músculos supraespinoso, infraespinoso, redondo menor y subescapular, oculto debajo de la escápula). Estos cuatro últimos músculos se insertan más o menos en la región de la cabeza del húmero y realizan principalmente los movimientos de rotación, encargándose de la importante función de dar estabilidad a la articulación.
  • Musculatura secundaria: dorsal ancho, pectorales y serrato mayor.

Movimientos del hombro

El hombro es la articulación más móvil del cuerpo, lo cual la convierte en muy delicada y propensa a lesiones en el deporte. Los movimientos de la articulación del hombro se desarrollan en los tres planos del espacio, lo que permite la orientación tridimensional del miembro superior. Tiene tres ejes de movimiento:

  1. Eje transversal: dirige los movimientos de flexo-extensión.
  2. Eje anteroposterior: dirige los movimientos de abducción-aducción.
  3. Eje vertical: dirige los movimientos de rotación.

Puede considerarse un cuarto movimiento que no ocurre exclusivamente en un plano o sobre un eje determinado sino que resulta de la combinación de todos los movimientos anteriores: el movimiento de circunducción.

Lesiones más frecuentes

Hombro inestable: Al ser la articulación más móvil del cuerpo, es también muy inestable. De ahí la importancia del entrenamiento del manguito rotador. Además, por sus características anatómicas y funcionales, los músculos se ven obligados a pasar por canales estrechos, donde es fácil que sufran compresiones y desgarros si se realizan esfuerzos muy grandes o muy prolongados o movimientos  repetitivos  en posturas incorrectas y/o  forzadas.

-Lesión del manguito de los rotadores: Los cuatro músculos que integran el manguito de los rotadores “abrazan” la cabeza del húmero que, de otra forma, estaría “en el aire”. Esto es porque la cabeza del húmero es una “bola” que articula con una parte muy pequeña de la escápula. Esto permite mucha movilidad, pero deja a la articulación muy desprotegida. Necesita la acción de los músculos del manguito para mantenerse en su sitio. Es decir,  los músculos están constantemente trabajando para mantener estable  la articulación, pero esta función la hacen a expensas de tener que sufrir mucho estrés al movilizar o realizar ejercicios con los hombros.

Lesión muscular: Es más frecuente la lesión del supraespinoso por ser el más superficial, con poca vascularización en su tendón y que puede comprimirse contra el hueso en los movimientos y posturas forzadas. Suele afectar más a personas mayores, por causas degenerativas, aunque también puede aparecer en personas jóvenes por otras circunstancias (sobreuso y traumatismo principalmente).

Luxaciones: producidas por debilidad muscular o traumatismos.

Consejos de nuestros especialistas

Si al entrenar sientes  dolor o molestias en la parte del hombro es indispensable dejar de hacer esa actividad y guardar reposo, o bien acudir a un fisioterapeuta para que te ayude a recuperarte  mucho antes de ese posible daño. Por este motivo, es fundamental elegir bien los ejercicios que más se adaptan a tu  forma de moverte. El equipamiento es también fundamental a la hora de evitar lesiones, ya que éste nos facilitará mucho las cosas y nos hará el movimiento del hombro más suave y menos agresivo.

??????????????????????????????????????????????

En O2 Centro Wellness nuestros Fisioterapeutas te ayudarán a realizar un programa de ejercicios adecuado a tus movimientos y posibles lesiones. Te esperamos en el área de Wellness Balance.

Evita lesiones en los miembros superiores: causas y características

Deportes como Tenis, Pádel, Golf, Baloncesto, Vóley, Balonmano o Fútbol son, actualmente, los más practicados en la sociedad. Y por la práctica aparecen lesiones en los miembros superiores de manera común.

Concretamente, los deportes de raqueta, el baloncesto y el balonmano son las actividades más lesivas a nivel de miembros superiores.

Estas se pueden focalizar en dos articulaciones (hombro y codo) y en el tejido blando (músculos).

Hombro

Es la articulación con mayor movilidad del cuerpo, lo cual la convierte en una zona muy delicada y propensa a las lesiones en el deporte. Además, también es muy inestable.

De ahí la importancia del entrenamiento de la musculatura que se encarga de fijar el hombro. Además, por sus características anatómicas, los músculos se ven obligados a pasar por canales estrechos, donde es fácil que sufran compresiones y desgarros si se realizan esfuerzos muy grandes o muy prolongados en posturas incorrectas.

Por esto es fundamental que se extremen las precauciones a la hora de entrenar hombros y se vigile siempre una buena realización del movimiento.

El hombro es el encargado de unir el brazo con el torso a través de tres huesos: clavícula, escápula y húmero. Asimismo, está unido a músculos, ligamentos y tendones con un total de cinco articulaciones. El término anatómico dado al conjunto de músculos y tendones que proporcionan exactamente estabilidad al hombro es denominado manguito de los rotadores y se compone de cinco músculos principales: Supraespinoso, Infraespinoso, Redondo menor, Subescapular, Pectoral mayor.

Lesiones frecuentes de hombro

Tendinopatía o tendinitis de hombro: cuando se produce una inflamación del tendón que afecta al músculo.

Calcificación del ligamento: producida por acumulación de calcio en el interior del ligamento, causando dolor.

Torcedura o distensión muscular: el síntoma principal es el dolor que puede ir acompañado de inflamación en la zona y pequeños espasmos musculares.

Hombro de nadador: afecta a muchos nadadores profesionales. Esta lesión se produce por la falta de técnica o el sobreesfuerzo y movimiento repetitivo y afecta generalmente a atletas jóvenes con entrenamiento intensivo o atletas mayores tras un tiempo largo de inactividad.

Sobrecarga muscular: se produce por la repetición prolongada del movimiento de un determinado músculo.

Artrosis de hombro: es la degeneración de la articulación en la que se produce una pérdida del cartílago.

Codo

Es la articulación del brazo que actúa a modo de palanca uniendo los dos extremos del mismo (brazo y antebrazo). Está formado por dos articulaciones protegidas y reforzadas por ligamentos (colateral cubital, anular, colateral radial, cuadrado) y una cápsula articular que los recubre. Un traumatismo, un sobre-esfuerzo o un uso indebido de la articulación puede ocasionar una lesión que se traduzca en pérdida de movilidad y dolor en el brazo y el codo.

Lesiones Frecuentes de Codo

Torcedura o distensión muscular: el síntoma principal de una torcedura es el dolor que puede ir acompañado de inflamación en la zona y pequeños espasmos musculares.

Bursitis de codo o bursitis de olecranon: es la inflamación de la bursa del codo. Por las causas de su aparición también se conoce como codo de estudiante o codo del lanzador de dardos.

Fibromialgia: causa dolor crónico en todo el cuerpo. Se relaciona con la fatiga, problemas de sueño, dolores de cabeza, depresión y ansiedad.

Sobrecarga muscular: se produce por la repetición prolongada de un movimiento en un determinado músculo.

Esguince de codo: Epicondilitis lateral y codo de tenista. La epicondilitis de codo es una sobrecarga muscular en la sección que une los músculos extensores del brazo con el hueso produciendo una inflamación.

Además, hay varios factores de riesgo a tener en cuenta: errores de entrenamiento (sobrecargas de repetición y microtraumatismos); edad/envejecimiento; hipertrofia muscular que disminuye la elasticidad; hiperlaxitud ligamentosa que produce inestabilidad en la articulación; lesiones previas; y mala vascularización.

Recomendaciones

Es importante realizar la actividad deportiva de forma segura para evitar lesiones y recaídas. Así, antes hacerlo debemos consultar con un profesional, fisioterapeuta o Entrenador Personal.

De la misma manera, el calentamiento es fundamental para aumentar la temperatura muscular haciéndolo más flexible; es importante realizar una vuelta a la calma de forma progresiva; estirar siempre, al menos al finalizar la actividad, para evitar acortamientos y sobrecargas; tonificar de forma selectiva la musculatura que implica la articulación para reforzarla; tener una dieta equilibrada para tener el aporte energético necesario; y estar bien hidratado para evitar fatigas musculares.