Beneficios del Fitball

fitball

El uso de las fitballs en la práctica deportiva es considerado por los expertos como parte de “un entrenamiento funcional”, ya que permite trabajar el cuerpo como un todo global, con lo que el ejercicio siempre es más completo.

Este gran balón, nos aporta inestabilidad en los movimientos, lo que hace que intentemos buscar el equilibrio y así trabajar los músculos posturales, como pueden ser los abdominales, los extensores de la espalda y los glúteos, intentando encontrar una posición adecuada y neutra.
Cuando trabajamos con materiales inestables, bien sea un Fit-Ball, un Bosu o cualquier otro, estamos trabajando la propiocepción, definida como la percepción que tenemos de nosotros mismos en el espacio, es decir, sistema por el cual el individuo se da cuenta de su postura y de los movimientos que realiza con todos sus segmentos corporales. Esta propiocepción no siempre es la correcta y estos materiales van a hacer que eso pueda cambiar, entrenando los músculos más profundos, sin que nosotros seamos apenas conscientes.

Beneficios:

  • El fitball es una actividad encuadrada dentro de la denominada ‘slow gym’, es decir, gimnasia suave que, sin embargo, permite trabajar todo el cuerpo de forma completa.
  • Mejora el equilibrio y la propiocepción, esto es, el sentido que permite saber cuál es la posición relativa de los diferentes músculos a lo largo de todo el organismo.
  • Aunque con las fitballs se pueden entrenar muchas zonas del cuerpo, su trabajo principal se realiza en el denominado core (la parte media del cuerpo donde se encuentra el transverso abdominal, suelo pélvico y glúteos) y en los estabilizadores de la columna.
  • Precisamente este trabajo con la zona core hace que haya un mejor control postural, puesto que se fortalecen los músculos de esta área y, con ello, la capacidad de una mayor estabilidad del cuerpo.
  • La superficie y la relativa dureza de las fitballs hace que se adapte a las diferentes características de las personas que las usan.
  • Las bolas gigantes ofrecen un acondicionamiento físico integral, ya que, con ellas, se trabaja tanto la coordinación y la flexibilidad como la resistencia y la fuerza.
  • Fortalecimiento de la musculatura postural o de sostén.
  • Entrenamiento funcional a través de estiramientos, resistencia y movilidad.
  • Mejora de equilibrio y coordinación.
  • Autocontrol corporal.
  • Aumento de la relajación corporal.
  • Aumento del bienestar físico.
  • Aumento de la conciencia para la prevención de adquisición de malas posturas.
  • Es un ejercicio apto para todos los públicos

Los beneficios son múltiples, si aún no lo has probado ¿a qué esperas?

Como recomendación, sigue siempre las pautas de nuestros técnicos de O2 Centro Wellness para realizar los ejercicios de manera correcta.

Entrenamieno Funcional

IMG_1968 chicos entrenando.png

El entrenamiento funcional consiste en entrenar y desarrollar programas de ejercicio de entrenamiento utilizando los conceptos de anatomía funcional de manera practica y debe cumplir y garantizar una serie de factores importantes si queremos conseguir nuestros objetivos.

Existen 3 puntos esenciales que nunca debemos olvidar al desarrollar cualquier programa de entrenamiento funcional:

  • Efectividad para lograr los objetivos marcados
  • Eficiencia para conseguirlos en el tiempo fijado
  • Seguridad: Se trata de ejercicios cortos y de gran intensidad, lo que permite generar un alto gasto calórico en poco tiempo y contribuyen a mejorar la flexibilidad, movilidad y equilibrio del cuerpo, a la vez que se queman grasas y se desarrolla masa muscular.

Para el entrenamiento funcional se pueden utilizar objetos clásicos para realizar los ejercicios u objetos más innovadores como aquellas superficies inestables, como puede ser un mini- trampolín, un fitball, un bosu, balones medicinales, entre otros.

Beneficios

El entrenamiento funcional o functional training se caracteriza por entrenar movimientos y no músculos, es decir, a diferencia del entrenamiento convencional, se compone de ejercicios que involucra diferentes grupos o cadenas musculares y no ejercita un músculo aislado.

Los entrenamientos funcionales están presentes en la mayoría de entrenamientos que se realizan en la actualidad y van ganando cada vez más adeptos.

Mejora la movilidad general, tanto articular como muscular.

Al entrenar movimientos, tiene un mayor gasto calórico, lo que favorece a la disminución de grasa.

Trabaja músculos secundarios y adyacentes que trae como beneficio las mejoras de las habilidades motrices: agilidad, coordinación y equilibrio.

Al utilizar ejercicios de rotación en la zona media, brinda mejor postura corporal.

Es divertido,  porque utiliza distintos materiales y movimientos  que colaboran al entrenamiento lúdico y se puede realizar en grupo favoreciendo así la integración entre los participantes.

Consulta a nuestr@s técnicos en sala fitness y te recomendarán el entrenamiento funcional adaptado a ti.