Di adiós a la celulitis

La celulitis es un fenómeno que afecta al 98% de las mujeres y en su aparición intervienen diferentes factores. La genética, el sedentarismo y los problemas hormonales y circulatorios son clave, pero también influyen poderosamente otras causas, como una mala alimentación y unos hábitos de vida poco saludables.

La celulitis puede combatirse, pero para ello es necesario constancia. Así, debemos asumir que tenemos que incluir en nuestra vida diaria una pequeña tabla de ejercicios que, además, no nos llevará mucho tiempo realizarla.

Este tipo de ejercicios es mejor realizarlos con un Entrenador Personal, el cual nos guiará sobre los mejores entrenamientos, ya sean de tipo cardiovascular y/o muscular, atendiendo siempre a nuestras necesidades y perfiles.

Asimismo, existen diversos tratamientos de belleza disponibles en nuestros centros que te ayudarán a combatir la celulitis y a acabar con ella.

img BC 2

DIAGNÓSTICO

Para solucionar esta problemática lo más importante es un buen diagnóstico. Por tanto, debemos realizar una sesión previa al tratamiento de la mano de un especialista para saber en qué estado se encuentran los tejidos y cuál es el nivel de retención de líquidos que tenemos para poder preparar un tratamiento totalmente ajustado y personalizado a cada caso.

TRATAMIENTOS

Una vez sepamos en qué fase realmente nos encontramos y el tipo de celulitis que tenemos (más enquistada, con flacidez, etc), prepararemos un tratamiento específico que variará dependiendo de la persona y del momento en el que se encuentre.

Radiofrecuencia: Nos ayuda a disolver el adipocito (la célula de la grasa) mediante un calor seco e interno, estimulando el colágeno y la elastina. Esto provoca una reafirmación de los tejidos y es más aconsejable cuando hay flacidez.

Vacumterapia: Nos ayuda a oxigenar esos tejidos y a dejarlos preparados para drenar la grasa, quemarla o eliminarla.

Cavitación: Nos ayuda a liberar la grasa que se acumula solo en determinadas zonas. Sus resultados son muy notables.

Presoterapia: Nos ayuda a drenar, activando así el retorno venoso y eliminando líquidos, toxinas e impurezas.

PRODUCTOS

Además, debemos utilizar cremas a diario. Existen cremas anticelulíticas indicadas para zonas determinadas como caderas, muslos, abdomen y flancos y cremas reafirmantes para zonas como brazos o senos.

El éxito de este tipo de productos está en la constancia, por lo que después de la ducha aplicaremos la crema específica en la zona a tratar. Cuando sea para las piernas, los movimientos para aplicar dicho producto serán siempre ascendentes, al igual que en los brazos. En los senos realizaremos movimientos circulares, de la misma manera que en el abdomen, donde también aplicaremos el producto circularmente.

HÁBITOS A TENER EN CUENTA

Es muy importante realizar un buen tratamiento y mantener constancia a lo largo del mismo, pero no hay que olvidar nunca la alimentación.

Así, la alimentación de una persona que padezca celulitis o quiera evitarla debe ser variada, baja en sal y rica en frutas, verduras y fibra. En este tipo de casos la orientación de un nutricionista es fundamental puesto que sabrá perfectamente el aporte de hidratos y proteínas que debemos ingerir.

Asimismo, la hidratación es clave. Es necesario beber abundante agua para evitar la retención y acumulación de líquidos y toxinas.

Por el contrario, fumar, tomar demasiado café o sustancias estimulantes y beber líquidos con gases o aguas carbonatadas influye negativamente en mujeres con celulitis.

Además, debemos eliminar radicalmente de nuestra alimentación la comida fast food, los azucares refinados y el alcohol, puesto que solo aporta calorías vacías que se acumulan en forma de grasa precisamente en las zonas más conflictivas.

CONCLUSIÓN

Para combatir y frenar la aparición de la celulitis es fundamental mantener buenos hábitos de vida, beber abundante agua, tener una buena alimentación, realizar el aporte diario recomendado de ejercicio físico y aplicar tratamientos estéticos específicos y ajustados a cada persona de la mano de un profesional.

Solicita ya tu diagnóstico a nuestras esteticistas en tú centro de referencia.

Electroestimulación muscular (EMS)

electroestimulacion-que-es

La electroestimulación muscular (EMS) es una técnica que utiliza una corriente eléctrica adecuada para causar una contracción muscular de manera similar a los impulsos que envía el sistema nervioso central para controlar las acciones de los músculos. En la práctica, es un traje con electrodos que cubre el cuerpo conectado a una máquina con diferentes programas de entrenamiento con los que se logra alcanzar en profundidad las fibras musculares que son más difíciles de activar por medio de un entrenamiento convencional.

La electroestimulación muscular produce efectos similares a los entrenamientos de alta intensidad, por lo que no es recomendable hacerlos más de dos veces por semana.

Cualquier entrenamiento con EMS es mejor combinarlo con ejercicios cardiovasculares además hay que tener en cuenta que “no se pueden hacer sesiones en días seguidos porque las fibras no están preparadas y hay riesgo de lesionarse”.

Este tipo de ejercicio mantiene al cuerpo activo unas 72 horas después de haber acabado la rutina. Es muy intenso y en una sesión de 12 a 14 minutos sientes cómo tu cuerpo está exigido al máximo de su capacidad; de hecho, te permite dar un paso por delante en la intensidad que sientes que eres capaz de hacer.

No se trata de una revolución o de un sistema mágico de entrenamiento, es más bien la evolución de un complejo modelo de entrenamiento que hasta hace no mucho estuvo reservado a una élite deportiva.

BENEFICIOS

  • 20 minutos de electroestimulación integral equivalen a más de 3 horas de ejercicio convencional.
  • Aumento de la resistencia muscular.
  • Aumento de la tonificación e hipertrofia muscular.
  • Reduce la grasa corporal general y localizada.
  • Aumento del consumo de calorías posterior a la electroestimulación integral.
  • Previene la osteoporosis.
  • Mayor reclutamiento muscular y profundidad de activación.
  • Mejora la circulación sanguínea.
• Reduce la celulitis.
  • Reduce el dolor de espalda y recupera la musculatura.
• Ayuda a la recuperación posparto y aumenta el tono del suelo pélvico.

Consulta la disponibilidad en tú centro O2 Centro Wellness.

Los mitos de las grasas

grasas en mujeres y hombres.jpg

 

Hoy en día se habla mucho sobre la grasa, los michelines, la celulitis… pero todos ellos son temas muy controvertidos. Por eso hemos decidido que ya es hora de desmentir algunos de los principales mitos que circulan por ahí. Tanto si tu objetivo es la pérdida de grasa, como si eres deportista y necesitas aprender más sobre la utilización de estas, este artículo es para ti. ¡Empieza a eliminar el exceso de grasa y utilízala para mejorar tu rendimiento!

¿Qué es la grasa? Para empezar y antes de pasar al meollo de la cuestión, vamos a explicar un par de cosas que debéis saber sobre la grasa corporal. Es normal escuchar a la gente decir “¡qué michelines tengo!”, “está perfecta, no tiene nada de grasa”, “se me acumula toda en los muslos y de ahí no se va”, etc. Pero, ¿sabemos realmente que es la grasa?

La grasa es una forma de almacenar energía que tiene nuestro organismo, a través de unas células llamadas adipocitos, cuya acumulación forma el tejido adiposo. Sin embargo, un exceso de tejido adiposo puede tener consecuencias no deseadas para nuestra salud, como enfermedades del metabolismo (diabetes, obesidad, gota, tiroides…). Y entonces, la pregunta es ¿para qué sirve la grasa?

¿Por qué tenemos grasa?

Aunque el exceso de grasa corporal puede disminuir el rendimiento, se necesita suficiente cantidad de grasa para que el cuerpo funcione correctamente. El tejido adiposo es una parte fundamental de ciertas estructuras como los nervios, la espina dorsal o el cerebro. La grasa interna sirve para aislar los órganos internos como los riñones, mientras que la externa nos protege del frío.

En los hombres, la grasa esencial para un correcto funcionamiento comprende un 4% del peso corporal (3 kg de grasa para un varón de 70 kg).

En las mujeres a diferencia de los hombres el nivel de referencia indica que la grasa esencial debe ser el 12% del peso (8 kg para una mujer de 57 kg). Las mujeres almacenan las grasas esenciales en las caderas, muslos y senos, necesarias en caso de quedarse embarazadas para alimentar al bebé.

Por eso es importante saber cuál es el porcentaje de grasa de nuestro cuerpo, pero igual de importante resultará saber dónde se almacena la grasa, ya que hay mucha gente que piensa que la grasa corporal es aquella que recubre los muslos, brazos o abdomen, y realmente no existe solo ese tipo de grasa, hay varios tipos de grasa corporal como ya hemos comentado.

Consulta a los expertos de Fitness y Nutrición en nuestros centros.

Fuente: SportLife http://www.sportlife.es/adelgazar/articulo/desengrasate-conoce-mitos-grasa

Edad Porcentaje bajo Porcentaje recomendado Porcentaje alto Porcentaje muy algo
Mujer 20-39 5-20 21-33 34-38 >38
40-59 5-22 23-34 35-40 >40
60-79 5-23 24-36 37-41 >41
Hombre 20-39 5-7 8-20 21-25 >25
40-59 5-10 11-21 22-27 >27
60-79 5-12 13-25 26-30 >30

 

 

¡Despídete de la celulitis!

La celulitis es un fenómeno que afecta al 98% de las mujeres y en su aparición intervienen diferentes factores. La genética, el sedentarismo y los problemas hormonales y circulatorios son clave, pero también influyen poderosamente otras causas, como una mala alimentación y unos hábitos de vida poco saludables.

La celulitis puede combatirse, pero para ello es necesario constancia. Así, debemos asumir que tenemos que incluir en nuestra vida diaria una pequeña tabla de ejercicios que, además, no nos llevará mucho tiempo realizarla.

Este tipo de ejercicios es mejor realizarlos con un Entrenador Personal, el cual nos guiará sobre los mejores entrenamientos, ya sean de tipo cardiovascular y/o muscular, atendiendo siempre a nuestras necesidades y perfiles.

Asimismo, existen diversos tratamientos de belleza disponibles en nuestros Beauty Centers que te ayudarán a combatir la celulitis y a acabar con ella.

img BC 2

DIAGNÓSTICO

Para solucionar esta problemática lo más importante es un buen diagnóstico. Por tanto, debemos realizar una sesión previa al tratamiento de la mano de un especialista para saber en qué estado se encuentran los tejidos y cuál es el nivel de retención de líquidos que tenemos para poder preparar un tratamiento totalmente ajustado y personalizado a cada caso.

TRATAMIENTOS

Una vez sepamos en qué fase realmente nos encontramos y el tipo de celulitis que tenemos (más enquistada, con flacidez, etc), prepararemos un tratamiento específico que variará dependiendo de la persona y del momento en el que se encuentre.

Radiofrecuencia: Nos ayuda a disolver el adipocito (la célula de la grasa) mediante un calor seco e interno, estimulando el colágeno y la elastina. Esto provoca una reafirmación de los tejidos y es más aconsejable cuando hay flacidez.

Vacumterapia: Nos ayuda a oxigenar esos tejidos y a dejarlos preparados para drenar la grasa, quemarla o eliminarla.

Cavitación: Nos ayuda a liberar la grasa que se acumula solo en determinadas zonas. Sus resultados son muy notables.

Presoterapia: Nos ayuda a drenar, activando así el retorno venoso y eliminando líquidos, toxinas e impurezas.

PRODUCTOS

Además, debemos utilizar cremas a diario. Existen cremas anticelulíticas indicadas para zonas determinadas como caderas, muslos, abdomen y flancos y cremas reafirmantes para zonas como brazos o senos.

El éxito de este tipo de productos está en la constancia, por lo que después de la ducha aplicaremos la crema específica en la zona a tratar. Cuando sea para las piernas, los movimientos para aplicar dicho producto serán siempre ascendentes, al igual que en los brazos. En los senos realizaremos movimientos circulares, de la misma manera que en el abdomen, donde también aplicaremos el producto circularmente.

HÁBITOS A TENER EN CUENTA

Es muy importante realizar un buen tratamiento y mantener constancia a lo largo del mismo, pero no hay que olvidar nunca la alimentación.

Así, la alimentación de una persona que padezca celulitis o quiera evitarla debe ser variada, baja en sal y rica en frutas, verduras y fibra. En este tipo de casos la orientación de un nutricionista es fundamental puesto que sabrá perfectamente el aporte de hidratos y proteínas que debemos ingerir.

Asimismo, la hidratación es clave. Es necesario beber abundante agua para evitar la retención y acumulación de líquidos y toxinas.

Por el contrario, fumar, tomar demasiado café o sustancias estimulantes y beber líquidos con gases o aguas carbonatadas influye negativamente en mujeres con celulitis.

Además, debemos eliminar radicalmente de nuestra alimentación la comida fast food, los azucares refinados y el alcohol, puesto que solo aporta calorías vacías que se acumulan en forma de grasa precisamente en las zonas más conflictivas.

CONCLUSIÓN

Para combatir y frenar la aparición de la celulitis es fundamental mantener buenos hábitos de vida, beber abundante agua, tener una buena alimentación, realizar el aporte diario recomendado de ejercicio físico y aplicar tratamientos estéticos específicos y ajustados a cada persona de la mano de un profesional.

Solicita ya tu diagnóstico en nuestros Beauty Centers.