Dietas Depurativas – Dietas Detox

dieta-detox-desitoxicante
Una dieta depurativa (o de desintoxicación) es un régimen alimenticio que implica un cambio en los hábitos de consumo con el objetivo de “desintoxicar” el cuerpo, mediante la eliminación de toxinas u otros contaminantes.

Las dietas depurativas sugieren que las frutas y las verduras deben suponer la mayor proporción en el consumo de comida. A menudo abogan por limitarse a comer alimentos no procesados. La limitación o eliminación del alcohol es también un factor principal, y se recomienda beber más agua.

Algunos métodos desintoxicante son:

  • Eliminar alimentos que son difíciles de metabolizar, como cafeína, alcohol, comida procesada (incluido cualquier clase de pan), alimentos enlatados o prefabricados, sal, azúcar, trigo, carne roja, carne de cerdo, alimentos fritos, queso amarillo, crema, mantequilla y margarina, manteca, etc. –
  • Consumir alimentos “puros” como frutas crudas y verduras, granos enteros (excluyendo el arroz blanco), legumbres, nueces crudas y semillas, pescado, aceites vegetales, hierbas y tés de hierbas, agua, etc. –
  • Alimentos crudos. –
  • Ayuno, incluso ayuno de agua y de zumo. –
  • Aumentar el consumo de pescados como el salmón. –
  • Combinación de alimentos. –
  • Restricción de calorías. –
  • Desintoxicación con hierbas.

Son rápidas, supuestamente efectivas… y potencialmente peligrosas.

¿Sabes lo que le pasa a tu cuerpo cuando lo despojas de los nutrientes básicos?

  • Después del primer sorbo…….Las señales de hambre que envía tu cerebro son respondidas con una oleada de azúcar procedente de la fruta (y no, sustituirlas solo por verduras tampoco es una buena idea). Esta reacción obliga al páncreas a segregar insulina, que es la responsable de transportar el azúcar (en forma de glucosa en tu sangre) a las células.
  • Después de 30 minutosMientras tus células absorben la glucosa, tu nivel de azúcar en sangre empieza a venirse abajo. Puede que comiences a sentirte mareada. Mientras tanto, debido a la falta de calorías, tu cuerpo se ve privado de glucógeno, una fuente de energía rápida que se almacena en los músculos y en el hígado.
  • Después de dos días…Con cada sorbo de zumo, tus niveles de insulina se disparan, para luego estrellarse. Tus reservas de glucógeno hace tiempo que se extinguieron, dejando tu despensa vacía (y, con ello, una sensación de debilidad).  Desde que empezaste a tomar aproximadamente la mitad de las calorías que necesitas, tu cuerpo recurre a dos fuentes de energía: los triglicéridos, un tipo de combustible almacenado a modo de grasa (¡viva!) y las proteínas, sacadas directamente de tus músculos (¡ups!). Por eso empiezas a perder masa muscular, incluso aunque estés haciendo ejercicio cada día.
  • Después de tres días…Tu cerebro no está nada contento. Ha entrado en un modo de inanición y ahora engulle cetonas, una energía que procede de la quema de grasas. Las cetonas funcionan, pero son algo así como una gasolina de mala calidad; como resultado, lo más probable es que te sientas desconcentrada e irritable. Tu cerebro también acusa la falta de aminoácidos, que son básicos para los neurotransmisores y mantienen estable tu estado de ánimo.  Si eres propensa a las depresiones, casi seguro que a estas alturas te sientes triste.
  • Las proteínas de tus músculos se descomponen en amoniaco y ácido úrico, elementos nada recomendables en tu torrente sanguíneo. Ahora, tus riñones trabajan a destajo para desintoxicarte de tu particular ‘desintoxicación’. Permanece cerca del lavabo: el alto porcentaje de carbohidratos del zumo causa la entrada de mucha agua en tus intestinos. Ese extra de líquido en tu vientre te provocará diarrea.
  • Después de cuatro días… Sin comida que digerir, tu intestino se siente ignorado. Las pequeñas vellosidades que lo cubren (para convertir la comida en alimento para la sangre) empiezan a atrofiarse. Puede que tu diarrea empeore, acercándote cada vez más a la deshidratación… y por ahí se va el atractivo tono rosado de tus mejillas.
  • Después de ocho días… ¡Comida sólida al fin! Pero… has perdido músculo. Incluso si recuperas tus hábitos alimenticios normales, ahora tienes menos masa muscular para quemar esas calorías, de manera que lo más seguro es que se transformen en grasa. Y ahí es cuando hace acto de aparición el temido efecto yo-yó de estas estrictas dietas. La desproporción entre grasa y masa muscular altera el metabolismo y consigue que las calorías sean mucho más difíciles de quemar.

NUESTRA OPINION ES …!No te detoxifiques, evita las toxinas!

Sigue estos consejos:

  1. Toma alcohol con moderación
  2. No fumes (¿de verdad hay que decirlo?)
  3. Evita respirar los gases de tubos de escape
  4. Evita respirar disolventes
  5. No abuses de los medicamentos
  6. Lava bien las frutas y verduras
  7. Cuidado con los insecticidas
  8. Consume alimentos orgánicos

Consulta a nuestro equipo de nutricionistas para que te asesoren acerca de la mejor manera de perder peso.

Dietas Trampa

A4 DIETAS TRAMPA_REDESsinbono

Las dietas trampa son mundialmente conocidas y divulgadas por todos los medios de comunicación prometiendo los mayores éxitos en el menor tiempo posible.

Las dietas trampa prometen perder grandes cantidades de peso en poco tiempo, una promesa que atrae, pero que conlleva más efectos negativos que positivos.

Los planes alimenticios que prometen un gran descenso de peso en pocos días esconden más de una mentira para la salud. Además, pierden efectividad poco después de ser abandonados. Se trata de planes que no adelgazan y sí engordan, pudiendo provocar problemas de salud.

 

 

 

 

Cómo reconocerlas

Podemos encontrarlas de diferentes maneras:

  • Dietas express: De 400 a 1000 calorías al día. No aportan los nutrientes suficientes y generan problemas de salud en poco tiempo. La promesa: fomentar la inapetencia.
  • Dietas excéntricas: Su único respaldo es estar de moda en algún lugar del mundo. Aseguran que estrellas de cine y TV las siguen con toda fidelidad, pero no tienen fundamento científico. La promesa: propiciar la longevidad y el aumento de energía.
  • Dietas hiperproteicas: Entre 500 y 1000 calorías al día. Reducen drásticamente las cantidades y son pobres en hidratos de carbono (azúcares). La promesa: eliminar líquidos retenidos y desintoxicar el organismo.
  • Monodietas: Basadas en un único alimento, son realmente monótonas y desequilibradas nutricionalmente. No tiene comprobación científica y quiebran el ritmo alimenticio normal. La promesa: depurar el organismo.

Los efectos de las dietas trampa

Muchas de estas dietas provocan efectos negativos, pero la mayoría no lo hacen a corto plazo. Las consecuencias vienen después. Estas son algunas de las alteraciones más comunes:

  • Las dietas que prometen adelgazar con mínimo esfuerzo fomentan expectativas ilusorias que empujan, a la persona que las hace, al fracaso, a un sentimiento posterior de culpa y a la pérdida de la esperanza de que alguna vez puedan controlar su problema de peso.
  • Aumentan el riesgo de padecer depresión, obsesión por los alimentos “prohibidos” y trastornos de la conducta alimentaria.
  • Pueden producir deficiencias nutricionales en proteínas, vitaminas, minerales… con las consecuencias sanitarias asociadas; aunque rara vez se materializan los posibles peligros para la salud, porque las dietas suelen abandonarse a las pocas semanas.
  • No enseñan hábitos alimentarios o estilo de vida adecuados y, cuando se abandonan, las personas vuelven a sus hábitos dietéticos habituales.

Por eso es muy importante ponerse en manos de nutricionistas que diseñen un plan alimenticio adecuado a cada persona en función de la edad, la actividad física, los gustos, las costumbres y los trastornos o afecciones posibles.

Consulta con nuestros nutricionistas la dieta que más se adecúa a ti y a tu forma de vida.

Astenia primaveral

astenia primaveral

La astenia primaveral no es una enfermedad, es un síntoma que puede deberse a enfermedades orgánicas o psicológicas, pero también a otras causas como el estrés o el exceso de trabajo. Astenia es un término clínico que significa «cansancio».

Discurre con síntomas muy diversos: tristeza, tono vital bajo, falta de memoria, dolor de cabeza, trastornos del sueño y alteraciones del apetito, entre otros.

La astenia primaveral tiene distinta causas. Así, los cambios de horario (al adelantar la hora), las modificaciones ambientales (con otras condiciones de luz y presión atmosférica) y la adopción de otras rutinas (debido al buen tiempo y a que anochece más tarde) pueden alterar el organismo, haciendo disminuir la producción de endorfinas, que son las hormonas del bienestar.

Además, el aumento de horas de luz altera la segregación de melatonina, una hormona que regula el sueño. Hay personas que consiguen adaptarse mejor a estos cambios. Sin embargo para algunos adultos y, especialmente, para los niños y los ancianos, esta adaptación puede ser más difícil, dando lugar a la astenia primaveral.

Recomendaciones

Sigue una dieta equilibrada rica en fruta, verduras, pescados, frutos secos, aceite de oliva y carnes magras, regular el ciclo del sueño, “duerme con la persiana abierta”,  o realizar un mínimo de actividad física y reducir o eliminar el consumo excesivo de alcohol y tabaco.

Alimentos recomendados

La alimentación puede ser el aliado perfecto para superar esta etapa: las frutas y las verduras se convierten en indispensables ya que proporcionan muchas vitaminas, antioxidantes y minerales y ayudan a combatir la astenia. Es recomendable incluir en la dieta:

  • Lentejas: este plato es un gran sustituto de los cereales refinados, el arroz y la patata y son una gran fuente de fibra, vitaminas del grupo B y minerales, como el hierro. “Si las acompañamos de pimientos o un zumo de naranja en el postre, mejoraremos la absorción de hierro”, añade.
  • Quinoa: Rica en fibra, ácido fólico, magnesio, fósforo y manganesio.
  • Frutas y verduras frescas de temporada: este grupo de alimentos ayuda al cuerpo a detoxificar mejor, reducir la sensación de pesadez, aportando frescura, hidratación y sensación de ligereza gracias a su alto contenido en vitaminas y fitoquímicos, indispensables para el buen funcionamiento del organismo.

Alimentos desaconsejados

Es aconsejable reducir o eliminar:

  • Café: la cafeína y los estimulantes obligan al páncreas a producir altos niveles de insulina, desencadenando un alto gasto temporal de azúcar. “Durante un periodo corto de tiempo nos proporciona sensación de vigor y vitalidad. Sin embargo, irá decayendo hasta la somnolencia y falta de vitalidad, pues nuestro cuerpo intentará compensar el efecto producido por la cafeína”, explica.
  • Bollería industrial: la combinación de azúcares, grasas saturadas y harinas refinadas suelen producir en nuestro organismo sensación de decaimiento, cansancio y pesadez generalizada, potenciando la falta de tono vital.
  • Bebidas alcohólicas de alta graduación: el exceso de alcohol aporta sensación de letargo y consigue entorpecer la agilidad física y mental; al perjudicar al sistema cardiovascular, también disminuye la oxigenación celular, especialmente la cerebral.

Por otro lado, hay complementos alimenticios, como la maca y la jalea real que pueden ayudar a reforzar el sistema inmune.

Por último, es recomendable practicar Zumba. “Los estudios nos indican que la actividad física divertida, en grupo y donde haya música es un gran método para combatir la falta de vitalidad, la ansiedad y la depresión, pues con ésta práctica se liberan dopamina y serotonina, hormonas relacionadas con la felicidad y la sensación de plenitud”, explica. “Igualmente, la actividad física aeróbica favorece la oxigenación celular, aumenta nuestro metabolismo y mejora la condición de nuestro sistema cardiovascular”.

Esta actividad y muchas más puedes practicarlas en todos nuestros centros.

O2 Centro Wellness

La Importancia de los nutrientes

nutrientes-alimentos

A menudo escuchamos frases como “come más, lo necesitas porque haces mucho ejercicio”, “me lo puedo permitir porque hago mucho deporte”, “hago ejercicio para no tener que cuidar la dieta”, “hago mucho ejercicio y no adelgazo”, etc.

En este sentido nos estaríamos centrando únicamente en concepto de energía aportada por los alimentos, efectivamente, al aumentar la actividad física, necesitaríamos más energía, o lo que es lo mismo, aumentar las kilocalorías de la dieta. Esto podría discutirse si el deportista ya consume un exceso de calorías y/o no se encuentra en su peso adecuado, no habría necesariamente que aumentar el contenido calórico de su dieta por la práctica de actividad física.

¿Qué debemos cuidar especialmente en la dieta del deportista?: NUTRIENTES

Los nutrientes, tanto macronutrientes (proteínas, grasas e hidratos de carbono) como micronutrientes (vitaminas y minerales) y el agua, al mismo tiempo que aseguramos un aporte adecuado de fibra.

¿Por qué son tan importantes los nutrientes de la dieta del deportista?

Porque sus requerimientos están aumentados, tanto de proteínas, ácidos grasos esenciales, vitaminas y minerales.

Quizás los más olvidados son los micronutrientes: vitaminas y minerales, sustancias que necesitamos en muy pequeña cantidad pero indispensables para el buen funcionamiento del organismo, y, al “usar más el cuerpo” por nuestra práctica deportiva, necesitamos más de ellos. En principio no sería necesaria su suplementación, pueden ser perfectamente suministrados por la dieta, pero esta, debe estar muy cuidada y compuesta por alimentos de elevada densidad nutricional, esto hace referencia a la cantidad de nutrientes por calorías:

  • Alimentos con elevada densidad nutricional serían por ejemplo frutas y hortalizas, que, en pocas calorías, contienen gran cantidad de nutrientes importantes para el organismo.
  • Alimentos con baja densidad nutricional serían por ejemplo la bollería industrial y los refrescos azucarados, que, en muchas calorías, aporta muy pocos nutrientes interesantes.

Incluso podemos hablar de caloría vacías que son las que se refieren a alimentos que aportan mucha energía, pero muy pocos nutrientes o ninguno. Este es el caso de ciertas bebidas o alimentos muy azucarados, harinas o azúcares refinados y alcohol.

¿Por qué debemos evitar las calorías vacías?

  1. Incrementan los factores de riesgo de diferentes enfermedades por estos motivos entre otros: El aumento calórico directo, la estimulación del apetito, el reemplazo de alimentos saludables.
  2. Si hemos hablado de la importancia de los requerimientos aumentados de nutrientes en el deportista, con más motivo debemos evitar estas calorías vacías que no nos aportan nada interesante y pueden alterar nuestro apetito, favorecer la inflamación, disminuir el rendimiento, etc.

Este concepto de densidad nutricional, debemos aplicarlo a nuestros platos o nuestro menú en general, por ejemplo, una comida puede aportar exactamente las mismas calorías que otra pero infinitamente menos nutrientes interesantes, por ejemplo:

DESAYUNO 1 DE BAJA DENSIDAD NUTRICIONAL:

  • Un zumo de naranja
  • Una tostada de pan blanco con margarina y mermelada de fresa.
  • Una magdalena

DESAYUNO 2 DE BAJA DENSIDAD NUTRICIONAL:

  • Un tazón de cereales de desayuno con bebida de soja.

DESAYUNO 1 DE ELEVADA DENSIDADA NUTRICIONAL:

  • Una naranja completa.
  • Una tostada de pan integral con un aceite de oliva, tomate natural y jamón serrano.
  • Un café con leche entera.

DESAYUNO 2 DE ELEVADA DENSIDAD NUTRICIONAL:

  • Un tazón de fresas y un plátano.
  • 6 nueces
  • 2 yogures naturales

Los desayunos de elevada densidad nutricional nos aportan más nutrientes (proteína, vitaminas, minerales, fibra, ácidos grasos más beneficiosos, etc) y prácticamente con el mismo número de calorías.

nutrientes

Basar la dieta del deportista en alimentos de elevada densidad nutricional es la base para hacer de la alimentación la principal aliada de nuestra salud y nuestro rendimiento deportivo.

Fuente:

Paloma Quintana Ocaña

Dietista – Nutricionista

Coleg. AND-00495

Cómo prevenir el cáncer en 12 consejos

CONTRA EL CANCER

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC) lanzan doce consejos para adoptar un estilo de vida saludable y prevenir así el cáncer.

1. Evitar el consumo de tabaco.

2. Trasladar las políticas antitabaco a casa y al lugar de trabajo.

3. Mantener un peso saludable.

4. Hacer ejercicio diario y limitar el tiempo que se pasa sentado.

5. Comer saludablemente. Consumir cereales integrales, legumbres, frutas y verduras. Limitar los alimentos ricos en azúcar y grasa y evitar las bebidas azucaradas. Limitar el consumo de carne roja y carnes procesadas.

6. Evitar el consumo de alcohol.

7. Evitar una exposición excesiva al sol, sobre todo en niños. Utilizar protección solar. No usar cabinas de rayos UVA.

8. Protegerse de las sustancias cancerígenas.

9. Averiguar si está expuesto a la radiación procedente de altos niveles naturales de radón en su domicilio y tome medidas para reducirlos.

10. La lactancia materna reduce el riesgo de cáncer de la madre. Si puede, amamante a su bebé. Limitar la terapia hormonal sustitutiva (THS) ya que aumenta el riesgo de determinados tipos de cáncer.

11. Asegurarse de que sus hijos participan en programas de vacunación contra la hepatitis B (los recién nacidos) y el papilomavirus, virus del papiloma humano (VPH) (las niñas).

12. Participar en programas organizados de cribado del cáncer colorrectal (hombres y mujeres), de mama (mujeres) y cervicouterino (mujeres).

Consulta a nuestros especialistas para un correcto asesoramiento.

Fuente: D.Información

Alimentos “con” o “sin” fibra

High-fibre foods

Durante mucho tiempo se creyó que la fibra alimentaria no era necesaria para el ser humano, ya que nuestro sistema digestivo no tenía las enzimas necesarias para poder degradarla y así digerirla. Sin embargo, estudios realizados más recientemente han demostrado que la fibra forma parte esencial de la nutrición de las personas, recomendándose actualmente su ingesta diaria, imprescindible para cualquier dieta sana y equilibrada

  • ¿Qué es la fibra?

Componente vegetal que contiene polisacáridos y lignina y que es altamente resistente a la hidrólisis de las enzimas digestivas humanas.

La fibra tiene un papel fundamental en la defecación y en el mantenimiento de la microflora del colon.

Dependiendo de su solubilidad en agua existen dos tipos de fibras, con funciones específicas:

  • Clasificación
  • a) La fibra insoluble: Es capaz de absorber el agua con gran facilidad, contribuyendo a la disminución de absorción de azúcar, colesterol y triglicéridos en el aparato digestivo, reduciendo así la posible presencia de enfermedades cardiovasculares, evitando la aparición de estreñimiento, hemorroides y diabetes.
  • b) La fibra soluble: Presente en el pan, cereales integrales y sus derivados, así como en frutos secos. Es la responsable del buen tránsito intestinal, disminuyendo el estreñimiento, debido a que el tracto digestivo casi no contiene bacterias intestinales capaces de degradarla.

Existen enzimas digestivas capaces de digerirla. Están presentes en las frutas, verduras y legumbres.

  • Beneficios /Propiedades
  1. Aporta volumen a la dieta. Provoca una sensación de saciedad que puede ayudar a controlar el peso.
  2. Disminución de la mortalidad por enfermedades cardiovasculares, infecciosas y respiratorias, tanto en hombres como en mujeres.
  3. Contribuye a mantener limpio y sano el intestino,  pues favorece el tránsito intestinal y evita el estreñimiento y la acumulación de toxinas en el organismo.
  4. Previene diversas enfermedades como la diverticulitis, síndrome de intestino irritable o colitis ulcerosa una enfermedad causada por la excesiva presión sobre las paredes intestinales para evacuar heces inconsistentes, o la obesidad, al ser más saciantes que los alimentos sin fibra.
  5. Reduce la absorción de colesterol, glucosa y ácidos biliares.
  6. Menor posibilidad de padecer cáncer de colon.

Los grupos de alimentos que más fibra contienen son los vegetales (en un 21%), el pan y las galletas (18%) y las frutas (16%).

Tanto la fibra soluble como la insoluble las podemos encontrar en diversos alimentos, siendo todos ellos exclusivamente fuentes de origen vegetal como:

  • Cereales.
  • Harinas integrales (avena, trigo, cebada, centeno, maíz y arroz integral).
  • Legumbres.
  • Frutas.
  • Frutos secos.
  • Verduras y hortalizas.
  • La cantidad recomendada por la OMS ES DE : mujeres ……./ hombres ….
  • CONCLUSION

Hay que tener en cuenta que la fibra debe ser siempre un complemento alimenticio porque no es un nutriente, ya que no participa directamente en los procesos metabólicos básicos del organismo, pero su importancia reside en que desempeña unas funciones fisiológicas sumamente importantes para nuestro cuerpo.

Arándanos, remedio natural

arandanos

Los arándanos son una bayas también conocidas como mirtilos y son plantas subarbustivas de la familia de las ericáceas al igual que la mora, la grosella, la frambuesa, etc…

Los arándanos negros o comunes presentan una apariencia oscura con un color violáceo-negruzco y se diferencian claramente de los arándanos rojos  por su destacado color morado.

Los arándanos son muy ricos en vitamina C y en antioxidantes (flavonoides), lo que los califica como excelentes frutos tanto para el tratamiento como para la prevención de enfermedades, especialmente del tipo infeccioso, ya que potencian el sistema inmune. La vitamina C es además indispensable para la fabricación de colágeno y los antioxidantes que previenen el deterioro por la edad

Componentes de los arándanos:

  • Fibra: nos ayuda a regular nuestro tránsito intestinal y eliminar más fácilmente los desechos de nuestro organismo.
  • Provitamina A: necesaria para generar la Vitamina A la cual evita problemas de la vista
  • Vitamina C: Fundamental para el funcionamiento del sistema inmunológico
  • Vitamina E: Potente antioxidante que ayuda a prevenir el envejecimiento de las células por el daño causado por los radicales libres.
  •  Manganeso : mineral importante para el buen desarrollo óseomuscular y nervioso.. Es perfecto  para prevenir y mejorar cuadro de calambres.
  • Antocianinas y carotenoides : Pigmentos naturales (los que le dan el color) con potente acción antioxidante. En particular neutralizan los radicales libres que dañan las membranas de nuestras células.

Efectos beneficiosos mas importantes de los arándanos:

  • Reduccion de riesgo cardiovascular: Uno de los estudios más recientes, llevado a cabo por la Sociedad Americana de Medicina, revela que beber tres vasos de jugo de arándanos al día reduce en un 40% las posibilidades de sufrir enfermedades cardiacas. La investigación aclara que esto se debe a que ese consumo aumenta considerablemente los índices de colesterol bueno.
  • Prevención del cáncer de colon: gracias a su alto contenido en antioxidantes y sustancias antinflamatorias, los arándanos son ideales para prevenir este y otros tipos de cáncer.
  • Absorción del calcio : mejoran la absorción de este mineral que muchas veces se ve afectado por la edad y por ciertos hábitos como el consumo del café.
  • Depurativo : Tomar un puñadito de arándanos a diario nos aporta una buena dosis de fibra.
  • Acción antiséptica y antibiótica : sobre gérmenes (E.Coli) causantes infecciones urinarias. Reduce sensiblemente la adherencia de estas bacterias a la pared del epitelio uretral y de la vejiga. En caso de cistitis o uretritis se recomienda tomar zumo de arándanos como tratamiento y sobretodo como posterior prevención.

Para todas estas propriedades es aconsejable que este tipo de fruta esté en nuestra alimentación diaria, ademas 100 gramos aportan unas 40 calorías y nos darán una sensación de saciedad sin tener que comer una gran cantidad de ellos, a la vez nos permitirán comer fruta sin engordar.

Consulta a los nutricionistas en tú centro más cercano.