Dietas Depurativas – Dietas Detox

dieta-detox-desitoxicante
Una dieta depurativa (o de desintoxicación) es un régimen alimenticio que implica un cambio en los hábitos de consumo con el objetivo de “desintoxicar” el cuerpo, mediante la eliminación de toxinas u otros contaminantes.

Las dietas depurativas sugieren que las frutas y las verduras deben suponer la mayor proporción en el consumo de comida. A menudo abogan por limitarse a comer alimentos no procesados. La limitación o eliminación del alcohol es también un factor principal, y se recomienda beber más agua.

Algunos métodos desintoxicante son:

  • Eliminar alimentos que son difíciles de metabolizar, como cafeína, alcohol, comida procesada (incluido cualquier clase de pan), alimentos enlatados o prefabricados, sal, azúcar, trigo, carne roja, carne de cerdo, alimentos fritos, queso amarillo, crema, mantequilla y margarina, manteca, etc. –
  • Consumir alimentos “puros” como frutas crudas y verduras, granos enteros (excluyendo el arroz blanco), legumbres, nueces crudas y semillas, pescado, aceites vegetales, hierbas y tés de hierbas, agua, etc. –
  • Alimentos crudos. –
  • Ayuno, incluso ayuno de agua y de zumo. –
  • Aumentar el consumo de pescados como el salmón. –
  • Combinación de alimentos. –
  • Restricción de calorías. –
  • Desintoxicación con hierbas.

Son rápidas, supuestamente efectivas… y potencialmente peligrosas.

¿Sabes lo que le pasa a tu cuerpo cuando lo despojas de los nutrientes básicos?

  • Después del primer sorbo…….Las señales de hambre que envía tu cerebro son respondidas con una oleada de azúcar procedente de la fruta (y no, sustituirlas solo por verduras tampoco es una buena idea). Esta reacción obliga al páncreas a segregar insulina, que es la responsable de transportar el azúcar (en forma de glucosa en tu sangre) a las células.
  • Después de 30 minutosMientras tus células absorben la glucosa, tu nivel de azúcar en sangre empieza a venirse abajo. Puede que comiences a sentirte mareada. Mientras tanto, debido a la falta de calorías, tu cuerpo se ve privado de glucógeno, una fuente de energía rápida que se almacena en los músculos y en el hígado.
  • Después de dos días…Con cada sorbo de zumo, tus niveles de insulina se disparan, para luego estrellarse. Tus reservas de glucógeno hace tiempo que se extinguieron, dejando tu despensa vacía (y, con ello, una sensación de debilidad).  Desde que empezaste a tomar aproximadamente la mitad de las calorías que necesitas, tu cuerpo recurre a dos fuentes de energía: los triglicéridos, un tipo de combustible almacenado a modo de grasa (¡viva!) y las proteínas, sacadas directamente de tus músculos (¡ups!). Por eso empiezas a perder masa muscular, incluso aunque estés haciendo ejercicio cada día.
  • Después de tres días…Tu cerebro no está nada contento. Ha entrado en un modo de inanición y ahora engulle cetonas, una energía que procede de la quema de grasas. Las cetonas funcionan, pero son algo así como una gasolina de mala calidad; como resultado, lo más probable es que te sientas desconcentrada e irritable. Tu cerebro también acusa la falta de aminoácidos, que son básicos para los neurotransmisores y mantienen estable tu estado de ánimo.  Si eres propensa a las depresiones, casi seguro que a estas alturas te sientes triste.
  • Las proteínas de tus músculos se descomponen en amoniaco y ácido úrico, elementos nada recomendables en tu torrente sanguíneo. Ahora, tus riñones trabajan a destajo para desintoxicarte de tu particular ‘desintoxicación’. Permanece cerca del lavabo: el alto porcentaje de carbohidratos del zumo causa la entrada de mucha agua en tus intestinos. Ese extra de líquido en tu vientre te provocará diarrea.
  • Después de cuatro días… Sin comida que digerir, tu intestino se siente ignorado. Las pequeñas vellosidades que lo cubren (para convertir la comida en alimento para la sangre) empiezan a atrofiarse. Puede que tu diarrea empeore, acercándote cada vez más a la deshidratación… y por ahí se va el atractivo tono rosado de tus mejillas.
  • Después de ocho días… ¡Comida sólida al fin! Pero… has perdido músculo. Incluso si recuperas tus hábitos alimenticios normales, ahora tienes menos masa muscular para quemar esas calorías, de manera que lo más seguro es que se transformen en grasa. Y ahí es cuando hace acto de aparición el temido efecto yo-yó de estas estrictas dietas. La desproporción entre grasa y masa muscular altera el metabolismo y consigue que las calorías sean mucho más difíciles de quemar.

NUESTRA OPINION ES …!No te detoxifiques, evita las toxinas!

Sigue estos consejos:

  1. Toma alcohol con moderación
  2. No fumes (¿de verdad hay que decirlo?)
  3. Evita respirar los gases de tubos de escape
  4. Evita respirar disolventes
  5. No abuses de los medicamentos
  6. Lava bien las frutas y verduras
  7. Cuidado con los insecticidas
  8. Consume alimentos orgánicos

Consulta a nuestro equipo de nutricionistas para que te asesoren acerca de la mejor manera de perder peso.

¿Sirve comer fruta para adelgazar?

comer fruta.png

Pues sí. Es más, las personas que tienen como hábito comer fruta a diario, y varias veces al día, desplazan otros tipos de productos nada saludables y aconsejables a la hora de perder peso. 

En la fruta nos encontramos un tipo de azúcar llamada fructosa. De primeras, se puede pensar que eso no es adecuado a la hora de perder peso. Sin embargo, no solo nos tenemos que fijar en la fructosa, sino en los demás nutrientes que acompañan a la fruta aparte de la fructosa.  

En la fruta encontramos fibra que nos funciona bien para el estreñimiento y para la saciedad. De ahí la importancia de COMER FRUTA, NO BEBER FRUTA. Pero existen además otras dos funciones muy importantes en la fibra y es que ésta enlentece la absorción de los azúcares y las grasas. Así que toda esa fructosa no se va a absorber. 

Ante el mito de que la fruta engorda después de comer es solo eso, un mito. Si nuestro estómago es una hormigonera da igual que se eche el cemento antes que la arena para hacer la mezcla. 

Otro mito que se suele escuchar es que la fruta fermenta en nuestro estómago. Eso es algo imposible que se de en un medio ácido como es el estómago.  

Si tenéis problemas con el colesterol o diabetes, comed fruta. Es la mejor opción que podéis hacer. Recordad esas dos funciones últimas que os he señalado. 

Resumiendo: Dejaos de mitos. ¡¡comed fruta!! Da igual si vuestro objetivo es perder peso, bajar el colesterol, controlar el azúcar en diabéticos… Comer fruta es sano. 

Si te ha parecido interesante pide cita nuestr@s nutricionistas en la recepción de tú centro O2 Centro Wellness para un estudio corporal.

Rebeca

Nutricionista de O2 Centro Wellness Huelva

 

Recupera la línea tras los excesos navideños

nutricion-2

Probablemente, en las fiestas navideñas has subido algún kilito pero es normal, ¿quién puede resistirse a las comidas, cenas, postres de las fiestas navideñas?, evidentemente, nadie. No hay que desesperarse, nada es imposible; hoy os vamos a dar algunos consejos sencillos para volver a recuperar los hábitos y la línea después de las vacaciones con los trucos que nos han dado desde Vitónica y Natursán:

En primer lugar no dejes de comer, eso significaría sólo perder peso de manera temporal debido a la pérdida de líquido, además te faltará energía y probablemente termines la dieta con un atracón. Intenta hacer todas las comidas diarias, te ayudará a ser constante en la dieta. Olvídate de los postres navideños una vez han terminado las Navidades. Adopta y sigue una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras frescas, que te ayudarán de forma positiva a depurar tu organismo y a eliminar aquellas toxinas que no necesitamos. Es un buen momento para disfrutar de platos y recetas ligeras, en las que no falten deliciosas ensaladas, caldos, carnes blancas y pescados.

En segundo lugar vuelve a las frutas y las verduras, durante las fiestas son alimentos que dejan de ser protagonistas, sin embargo nos ayudan a reducir las calorías gracias a su gran aporte de fibra y además tienen un contenido en vitaminas y minerales muy elevado.

Vuelve a controlar, si eres de las personas que son muy organizadas en su dieta y has perdido el norte durante estos días no te preocupes, puedes volver a registrar lo que comes, volver a los horarios, y a la planificación… sí, costará, pero es muy efectivo. Sobre todo el hecho de mantener los horarios, indispensables para una buena alimentación.

No niegues nada en tu dieta, simplemente controla cantidad y producto, por ejemplo pásate a la leche desnatada, bebidas sin azúcar, postres a base de frutas,… son la manera más fácil de bajar de peso ¡y casi sin darnos cuenta!.

Vuelve al agua, tu piel te agradecerá que bebas. Durante estos días nuestra piel pierde su forma y es importante una correcta hidratación para evitar que se note. Además no tiene calorías, te ayuda a eliminar grasas y tiene efectos saciantes. El agua es la mejor aliada para bajar de peso.

Ya fuera de la dieta, es conveniente que vuelvas a hacer algo de ejercicio. No sólo necesitas perder algunos kilos después de la navidad, también hacer que tus articulaciones y músculos vuelvan a actuar como antes estén tonificados y en forma. El ejercicio es fundamental no solo para adelgazar, sino para mantener un buen peso y disfrutar generalmente de una buena salud. ¿Lo más adecuado? Practicar ejercicio  durante al menos 30 minutos 3 días a la semana (o en caso de ser posible, diariamente).

Busca un buen nutricionista, en O2 Centro Wellness tenemos a los mejores. Si tienes sobrepeso u obesidad y quieres adelgazar, lo mejor es optar siempre por el asesoramiento profesional de un nutricionista y de un dietista, quienes te ayudarán a conocer cuánto peso debes perder, y cómo hacerlo de manera sana y efectiva.

No olvides que no es aconsejable seguir dietas de adelgazamiento que supongan un régimen estricto y peligroso, ya que puede estar en riesgo tu salud debido a determinadas carencias nutricionales.

Recuerda, ¡Nada es Imposible¡

Mantén la Línea en Navidad

linea-navidad

Se estima que en las fiestas navideñas se engorda una media de entre dos y cuatro kilos. En ocasiones, incluso más. ¿Hay algún modo de evitarlo sin renunciar a los buenos manjares?

Aquí tienes algunas claves para mantener la línea y salvaguardar tu figura, incluso en Navidad:

  • Elabora un menú ligero, opta por la plancha y el horno. Planifica con antelación el menú para controlar los excesos.
  • Mide la cantidad de comida que comes. Controla las calorías.
  • Siéntate a la mesa saciado habiendo hecho todas las comidas
  • No dejes de lado el deporte, de este modo lo que conseguiremos será reducir un poco el número de calorías que ingerimos a través de los alimentos.
  • Si tomas dulces que sea mejor por la mañana.
  • No abuses del alcohol, brinda con bebidas de poca graduación.
  • Dieta depurativa. Es inevitable comer un poco de más de la cuenta durante los días señalados, es por ello que es aconsejable que entre dichas comidas familiares realices algún tipo de dieta depurativa que te ayude a limpiar el organismo de tantas toxinas. Para ello puedes elaborar un menú a base de verduras y frutas.
  • Escucha a tú cuerpo, él te indicará tú nivel de saciedad. No lo sobrecargues.

Consulta a nuestros nutricionistas y técnicos de fitness para mantener a raya esos kilos de más y que no se instalen en nuestro cuerpo.

 

¿Qué prefieres estar delgado o ser feliz?

natacion-blog-1

     De todos es sabido, c­uantos son los benefi­cios que la práctica ­de la natación nos aporta.

     El trabajo glob­al de la musculatura ­en la prevención y me­jora de las dolencias­ de la espalda. La po­sibilidad de realizar­ un trabajo cardiovas­cular en un medio que­ minimiza los impacto­s articulares. La pre­sión hidroestática,  ­que disminuye nuestra­ frecuencia cardíaca,­ ayuda al retorno ven­oso, favorece el dren­aje linfático y forta­lece la musculatura i­nspiratoria mejorando­ la respiración.  Sin embargo, muchas ­veces no vemos el may­or los beneficios. Pá­rate a pensar que te ­ocurre al finalizar t­u sesión de Natación.­ Como te sientes al s­alir de la piscina. C­ual es tu estado aním­ico. Te sientes feliz­? Sin duda alguna el m­ayor beneficio es a n­ivel mental. Nos sent­imos más felices,  no­s provoca bienestar. En una sociedad en l­a que el día a día es­ estrés y prisas, los­ momentos de bienesta­r parece que solo lle­gan en el fin de sema­na. Que nuestro sistema endocrino solo lib­era endorfinas en per­iodo vacacional.  Debemos pues buscar ­actividades que mejor­en nuestra salud ment­al. Y es la natación ­una actividad al alcance de todos,  a cual­quier nivel o edad.

D­edica una sesión o va­rias a la práctica de­ la natación y permít­ete ser más feliz.

Me­jora tu salud mental ­con una dosis de Nata­ción.

 Te esperamos en la p­iscina aunque te sobre algún kilo de más.

 Juan Jesús Fernández

Coordinador de Zona Aguas en O2 Centro Wellness Málaga

Los mitos de las grasas

grasas en mujeres y hombres.jpg

 

Hoy en día se habla mucho sobre la grasa, los michelines, la celulitis… pero todos ellos son temas muy controvertidos. Por eso hemos decidido que ya es hora de desmentir algunos de los principales mitos que circulan por ahí. Tanto si tu objetivo es la pérdida de grasa, como si eres deportista y necesitas aprender más sobre la utilización de estas, este artículo es para ti. ¡Empieza a eliminar el exceso de grasa y utilízala para mejorar tu rendimiento!

¿Qué es la grasa? Para empezar y antes de pasar al meollo de la cuestión, vamos a explicar un par de cosas que debéis saber sobre la grasa corporal. Es normal escuchar a la gente decir “¡qué michelines tengo!”, “está perfecta, no tiene nada de grasa”, “se me acumula toda en los muslos y de ahí no se va”, etc. Pero, ¿sabemos realmente que es la grasa?

La grasa es una forma de almacenar energía que tiene nuestro organismo, a través de unas células llamadas adipocitos, cuya acumulación forma el tejido adiposo. Sin embargo, un exceso de tejido adiposo puede tener consecuencias no deseadas para nuestra salud, como enfermedades del metabolismo (diabetes, obesidad, gota, tiroides…). Y entonces, la pregunta es ¿para qué sirve la grasa?

¿Por qué tenemos grasa?

Aunque el exceso de grasa corporal puede disminuir el rendimiento, se necesita suficiente cantidad de grasa para que el cuerpo funcione correctamente. El tejido adiposo es una parte fundamental de ciertas estructuras como los nervios, la espina dorsal o el cerebro. La grasa interna sirve para aislar los órganos internos como los riñones, mientras que la externa nos protege del frío.

En los hombres, la grasa esencial para un correcto funcionamiento comprende un 4% del peso corporal (3 kg de grasa para un varón de 70 kg).

En las mujeres a diferencia de los hombres el nivel de referencia indica que la grasa esencial debe ser el 12% del peso (8 kg para una mujer de 57 kg). Las mujeres almacenan las grasas esenciales en las caderas, muslos y senos, necesarias en caso de quedarse embarazadas para alimentar al bebé.

Por eso es importante saber cuál es el porcentaje de grasa de nuestro cuerpo, pero igual de importante resultará saber dónde se almacena la grasa, ya que hay mucha gente que piensa que la grasa corporal es aquella que recubre los muslos, brazos o abdomen, y realmente no existe solo ese tipo de grasa, hay varios tipos de grasa corporal como ya hemos comentado.

Consulta a los expertos de Fitness y Nutrición en nuestros centros.

Fuente: SportLife http://www.sportlife.es/adelgazar/articulo/desengrasate-conoce-mitos-grasa

Edad Porcentaje bajo Porcentaje recomendado Porcentaje alto Porcentaje muy algo
Mujer 20-39 5-20 21-33 34-38 >38
40-59 5-22 23-34 35-40 >40
60-79 5-23 24-36 37-41 >41
Hombre 20-39 5-7 8-20 21-25 >25
40-59 5-10 11-21 22-27 >27
60-79 5-12 13-25 26-30 >30

 

 

Alimentos “con” o “sin” fibra

High-fibre foods

Durante mucho tiempo se creyó que la fibra alimentaria no era necesaria para el ser humano, ya que nuestro sistema digestivo no tenía las enzimas necesarias para poder degradarla y así digerirla. Sin embargo, estudios realizados más recientemente han demostrado que la fibra forma parte esencial de la nutrición de las personas, recomendándose actualmente su ingesta diaria, imprescindible para cualquier dieta sana y equilibrada

  • ¿Qué es la fibra?

Componente vegetal que contiene polisacáridos y lignina y que es altamente resistente a la hidrólisis de las enzimas digestivas humanas.

La fibra tiene un papel fundamental en la defecación y en el mantenimiento de la microflora del colon.

Dependiendo de su solubilidad en agua existen dos tipos de fibras, con funciones específicas:

  • Clasificación
  • a) La fibra insoluble: Es capaz de absorber el agua con gran facilidad, contribuyendo a la disminución de absorción de azúcar, colesterol y triglicéridos en el aparato digestivo, reduciendo así la posible presencia de enfermedades cardiovasculares, evitando la aparición de estreñimiento, hemorroides y diabetes.
  • b) La fibra soluble: Presente en el pan, cereales integrales y sus derivados, así como en frutos secos. Es la responsable del buen tránsito intestinal, disminuyendo el estreñimiento, debido a que el tracto digestivo casi no contiene bacterias intestinales capaces de degradarla.

Existen enzimas digestivas capaces de digerirla. Están presentes en las frutas, verduras y legumbres.

  • Beneficios /Propiedades
  1. Aporta volumen a la dieta. Provoca una sensación de saciedad que puede ayudar a controlar el peso.
  2. Disminución de la mortalidad por enfermedades cardiovasculares, infecciosas y respiratorias, tanto en hombres como en mujeres.
  3. Contribuye a mantener limpio y sano el intestino,  pues favorece el tránsito intestinal y evita el estreñimiento y la acumulación de toxinas en el organismo.
  4. Previene diversas enfermedades como la diverticulitis, síndrome de intestino irritable o colitis ulcerosa una enfermedad causada por la excesiva presión sobre las paredes intestinales para evacuar heces inconsistentes, o la obesidad, al ser más saciantes que los alimentos sin fibra.
  5. Reduce la absorción de colesterol, glucosa y ácidos biliares.
  6. Menor posibilidad de padecer cáncer de colon.

Los grupos de alimentos que más fibra contienen son los vegetales (en un 21%), el pan y las galletas (18%) y las frutas (16%).

Tanto la fibra soluble como la insoluble las podemos encontrar en diversos alimentos, siendo todos ellos exclusivamente fuentes de origen vegetal como:

  • Cereales.
  • Harinas integrales (avena, trigo, cebada, centeno, maíz y arroz integral).
  • Legumbres.
  • Frutas.
  • Frutos secos.
  • Verduras y hortalizas.
  • La cantidad recomendada por la OMS ES DE : mujeres ……./ hombres ….
  • CONCLUSION

Hay que tener en cuenta que la fibra debe ser siempre un complemento alimenticio porque no es un nutriente, ya que no participa directamente en los procesos metabólicos básicos del organismo, pero su importancia reside en que desempeña unas funciones fisiológicas sumamente importantes para nuestro cuerpo.