¿Has conseguido tú Reto?

reto 1¿Has conseguido tú ‪#‎Reto‬ con nosotros?

Cuéntanoslo y si eres de los elegidos lo publicaremos en nuestras redes sociales y en el blogdeo2centrowellness.com

¿Cómo puedes hacerlo?

Envía el relato de tú #Reto a infocarrera@o2centrowellness.com junto con una fotografía tuya y de tú entrenador/a, nombre completo de amb@s, centro O2 Centro Wellness del que eres soci@ y todo aquello que nos quieras contar.

Puedes enviar todas las fotografías que quieras.

Tú experiencia le puede servir de ‪#‎motivación‬ a much@s otr@s

¿Te animas?

“La matronatación favorece el desarrollo cognitivo del bebé”

foto niño jositoLa adaptación del bebé al medio acuático, el desarrollo psicomotriz y la creación de un vínculo especial con la madre son los objetivos que se persiguen con la matronatación, una disciplina donde se introduce al bebé en el agua y se evoluciona a partir de diferentes ejercicios.

Así lo explica Christian Taylor Posadas, socorrista, entrenador personal y técnico de actividades dirigidas en O2 Centro Wellness Don Ramón de la Cruz. Diplomado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, él es el encargado de esta actividad individual cuya sesión tiene una duración de 30 minutos un día por semana.

La matronatación se puede practicar desde los 6 meses hasta los 2 años y medio, dependiendo del bebé, y debe hacerse en una piscina donde el agua esté caliente y en una zona donde se haga pie para que tanto el profesor como la madre puedan tener el control absoluto del bebé en todo momento.

¿En qué consiste la matronatación y por qué está tan recomendada para los bebés? ¿Cuál es el objetivo de esta disciplina?

Se trata de introducir al bebé al medio acuático y está recomendada porque se realiza en una edad en la que no hay conciencia del factor “miedo” y en la se favorece el desarrollo cognitivo del niño. El objetivo es favorecer la psicomotricidad y el desarrollo cognitivo, además de generar un momento inolvidable de vínculo madre e hijo.

¿Está indicado para todo tipo de bebés? ¿Hay algún colectivo en la que esté especialmente indicada?

En principio sí (a menos que un especialista indique lo contrario).

¿Qué tipo de ejercicios se realizan?

Flotación, desplazamientos, juegos con material e inmersiones.

¿Las madres acompañan en las sesiones?

Sí, porque el bebé tiene una conexión especial con la madre y es el mejor modo de introducirle al medio acuático. Además, el bebé ha estado en un medio acuático previamente (útero materno).

¿Cuáles son las primeras sensaciones de un bebé en el agua? ¿Sienten miedo?

Depende del bebé, pero generalmente no sienten miedo. Hay reacciones de todo tipo: bebés que lloran al entrar en contacto con el agua y otros que ríen y chapotean al encontrarse a gusto en el medio.

Y las madres, ¿cómo reaccionan?

Las madres suelen ser bastante miedosas hasta que ven las reacciones de sus bebés y la facilidad con la que se adaptan al agua.

¿Cómo se suele desarrollar la evolución de los bebés en el medio acuático? ¿Cuál es el resultado que se persigue?

Comienzan flotando con la madre abrazados a él y, poco a poco, se evoluciona hasta hacer pequeños desplazamientos propulsados por la madre o el instructor.

El resultado que se persigue es el citado anteriormente: la adaptación del bebé al medio acuático, desarrollo psicomotriz y crear un vínculo especial con la madre.

En O2 Centro Wellness siempre recomendamos practicar las disciplinas deportivas de la mano de un experto. En este caso, ¿por qué es tan importante que un profesional dirija la sesión?

Es muy importante de cara al agarre del bebé y al planteamiento de los ejercicios para desplazamientos, flotación, e incluso durante los juegos.

¿Qué es lo que más te ha sorprendido de los bebés en el tiempo que llevas trabajando con ellos?

La rápida adaptación al medio acuático, la pérdida absoluta a cualquier tipo de miedo, y la evolución en juegos y ejercicios. Fuera del agua se han visto casos de un rápido desarrollo cognitivo, iniciativa e imaginación en las guarderías en bebés que practican esta actividad.

¿Hasta qué edad es recomendable la matronatación?

Se recomienda hasta los 2 años y medio o 3. Después, se aconseja seguir practicando actividades acuáticas integrando al niño en grupos de más niños o actividades para su nivel, ya sin la madre.

Los bebés aprenden de manera inconsciente, pero este paso previo hace que su avance sea más rápido y mayor cuando aprenden a nadar con técnica.

O2 Centro Wellness Don Ramón de la Cruz

Don Ramón de la Cruz 31,33
28001 – Madrid
Telf. 91 431 40 43

Síguenos en Facebook: O2 Centro Wellness Don Ramón de la Cruz – Madrid

V Media Maratón Rincón de la Victoria en primera persona

El pasado domingo 2 de noviembre se celebró la V Edición de la Media Maratón Rincón de la Victoria, en Málaga. Y nuestro Entrenador Personal de O2 Centro Wellness El Perchel, Raúl Gómez, se enfrentó en solitario a una prueba con una distancia de 21,097km a completar, en este caso, en dos vueltas a un circuito preferentemente llano, con el inconveniente de rectas muy largas y viento en contra en la segunda vuelta principalmente.

Así nos cuenta su experiencia:

“Mis expectativas eran bajar de 1h30′, tras venir de hacer 1h36′ en la Media Maratón de Granada con muy buenas sensaciones en un carrera que disputé con un compañero al mismo ritmo, cosa que me ayudó en gran medida. Este aspecto es clave a la hora de disputar una carrera de una distancia considerable, ya que en el aspecto mental se ve muy reforzado al ir acompañado.

En este caso, la prueba la encaraba en solitario y la comencé con un ritmo exigente sobre 4:15 min/km. Salida abarrotada en zona muy estrecha que se hizo complicada a pesar de salir en los primeros puestos. A partir del km 3 el espacio para correr era más tranquilo y llevaba ritmo de crucero de 4.10/4:15 min/km.

Como siempre suelo hacer, busco grupos o corredores que lleven un ritmo similar al mío, y salto con una pequeña progresión en ritmo hasta el siguiente que me exige un ritmo duro.

Así, en el km 10/11 aproximadamente, encontré un grupo de cuatro o cinco corredores que me ayudaron durante toda la segunda parte con un ritmo exigente para mí: 4:00/4:05 min/km hasta el km 18, donde el grupo se dispersó y llegó la hora de que cada uno hiciera su propia lucha de forma individual. Personalmente, el km 18 fue el más duro para mí, aunque mantuve el ritmo tuve que hacer un gran esfuerzo.

En el km 19 recuperé bastante bien y marqué el km más rápido en carrera en el 20 con un 3:58 min/km, geniales sensaciones y un último km que a falta de 500 m se suaviza debido a que doy con un compañero que va “pinchado” y corro con él a un ritmo más suave hasta acabar juntos. Un gesto que se da en corredores y que he agradecido en otros casos. Esta vez lo realicé yo.

En resumen, muy contento con la marca. 1 hora 27 minutos, bajando en 9 minutos la de la última media maratón.

Mi próximo objetivo es bajar de 1:25h e ir acercándome al 1:20h”.

raul blog

Y estamos seguros de que lo conseguirá. ¡Enhorabuena Raúl!

O2 Centro Wellness El Perchel

Calle Plaza de Toros Vieja, 5
29002 – Málaga
Telf. 952 36 39 00

Síguenos en FacebookO2 Centro Wellness El Perchel – Málaga

III Trail Menorca Cami de Cavalls 2014 en primera persona: Una experiencia única en 185 km

No hay quien le pare. Tras el Spartathlon de Atenas y el I Trail Running ‘Ciudad de Málaga’, Nicolas Kierdelewicz, Entrenador Personal en O2 Centro Wellness El Perchel, volvió a ponerse a prueba en el III Trail Menoca Cami de Cavalls 2014 el pasado mes de mayo.

Así fue la experiencia de este corredor de ultramaratones:

“Esta competición comenzó con la complejidad de conseguir vuelos desde Málaga que nos permitieran llegar a Menorca con margen para preparar la carrera. No pudo ser. Pero esto no nos empañó la alegría de poder competir en el Ultra Trail más largo de España. Serían 185 km recorriendo un camino de leyenda que rodea la isla, por donde pasaron piratas, soldados, aventureros y exploradores durante cientos de años.

Con pocas horas de sueño desayunamos con el resto de ultra corredores a las 7 de la mañana rápidamente para volver a la habitación y preparar todo lo necesario porque, en menos de 2 horas, estaríamos en la línea de salida. Esta carrera es de semi autosuficiencia, lo que significa que tendríamos que llevar encima todo lo necesario para sobrevivir durante el transcurso del camino. No te podían asistir. Solo dispondríamos de 7 avituallamientos durante el recorrido para ir recargando la mochila.

Como en todo Ultra Trail, rondaba muy buen ambiente en la plaza donde tomamos la salida. Después de algunos selfies de recuerdo, y unas palabras del speaker que también correría, sonó el megáfono que nos empujó entre aplausos y alientos.

Los primeros 18 kilómetros fueron sobre pura piedra con el mar a nuestra izquierda y viento de cara, muy difícil de correr. Antes del kilómetro 14 ya hubo dos caídas de corredores delante de mí.

Kilómetro 20 y primer avituallamiento dentro de un pueblo. Allí me recibió mi amigo Nacho, con el que correría al día siguiente los últimos 55 kilómetros del camino de caballos que estábamos recorriendo. Todo genial. Lo hice en poco más de 2 horas y con muy buenas sensaciones. Toda esta parte era preciosa: acantilados muy altos con el mar golpeando las piedras. Había sitios donde era muy fácil imaginar al barco pirata fondeado.

Durante estas primeras horas corríamos por la parte más difícil del recorrido. Mucho sube y baja y piedras donde era más difícil bajar que subir. Cuando llegábamos abajo teníamos que pasar corriendo por el medio de calas con arena donde se hundía toda la zapatilla, y volver a subir.

Así estuvimos durante unas 7 horas, en las que cubrí más de 60 kilómetros, y la cosa se empezó a poner un poco más akm50 favor de mis posibilidades: empezamos a correr por rutas planas y caminos sin piedras. En los siguientes 30 kilómetros pude ganar ritmo y soltar piernas, mientras iba cayendo el sol y me acercaba al importante puesto de avituallamiento y control de los 100 kilómetros.

Para llegar a Mahón, donde nos esperaban, cruzamos todo Es Castell. Estaba cayendo la noche cuando llegué: 12 horas y 30 minutos. El ambiente era de fiesta. Había dejado una bolsa con todo lo necesario para afrontar la noche. También me esperaba mi amigo y supporter, que me estaba siguiendo y viendo por los pocos puntos del recorrido que podía entrar con el coche. Su aliento y compañía ayudaban muchísimo.

Durante la parada, de 15 minutos, estuve comiendo y cambiándome de ropa para salir entre un montón de gente que mostraba su cariño al pasar justo al lado de ellos. En pocos minutos ya estaba corriendo por una carretera iluminada solo por la luz de mi frontal.

Después de varias horas, solo y ya inmerso en plena noche, por fin encontré otro corredor que, después de cruzar unas saliendo de los 100kpalabras, dejé atrás. Y ya entrados en la madrugada, comencé a tirar con otros dos, aunque en una situación de lo más rara
que me suele pasar en las carreras de Ultra distancia: no corríamos uno al lado de otro. Aunque hablábamos y comentábamos cosas, corríamos siempre a algunos metros de distancia. A veces iba delante del trío, otras veces detrás. Es por lo menos curioso que, después de más de 15 solitarias horas, le demos más valor a seguir nuestro propio ritmo que a correr acompañados.

Durante una hora en la que nos fuimos separando, quedando otra vez solo entre medio de ese juego de ritmos, en algún momento de la noche, bajando hacia una calita iluminada por la luz de la luna y solo en ese mundo vacío, comenzó a sonar en mi iPod el piano de una canción, con el ruido del mar de fondo acariciando la orilla, lo que me hizo sentir muy bien. Una canción antigua, una canción de amor y revolución. Fue un momento mágico.

Pasaban las horas siguiendo las marcas reflectantes del camino y lo que tenía para comer en la mochila no me apetecía nada. Hacía frío y tenía ganas de algo más que barritas. Además, calculé mal y no llevé el suficiente alimento líquido, y a falta de unos 10 kilómetros para el que sería el siguiente avituallamiento, tomé un gel. En unas 3 horas de carrera por la noche, con frío y unos 120km en las piernas, solo había tomado eso: grave error. A 3 kilómetros para poder comer bien me empecé a marear y a no poder correr en línea recta. Empezamos a subir unas cuestas donde casi tenía que usar las manos para poder avanzar. Pensaba que no iba a llegar. Más adelante me enteré que antes de que yo pasara por allí, habían sacado con hipotermia a otro corredor en esa mismo zona.

Por fin, ya en el avituallamiento, me senté y me tomé mi tiempo. Caldo caliente, recuperante, bocadillo de jamón y queso que no pude tragar y un par de refrescos de cola antes de salir. ¡Reviví!

Algunas horas después las primeras luces del día empezaban a asomar y el sueño volvía a aparecer. Peleando conmigo mismo para seguir despierto, el sol me avisaba que tendría que estar durmiendo. Hacia horas que no me cruzaba con nadie y mientras avanzaba la mañana empezaba a ver algún ciclista madrugador, mientras atravesaba playas de arenas finas y blancas.

Llegué al penúltimo avituallamiento faltando 20 kilómetros para la meta. Había dos personas encargadas y otras dos de la Cruz Roja. El sitio era precioso. Casi los envidiaba por no tener que seguir corriendo, pero solo 5 minutos de charla, refresco de cola y galletas saladas me detuvieron.

Alrededor de 1 hora y media después llegué al último control entrando a Ciudatella por el lado sur. A partir de aquí quedaban 5 kilómetros de piedras (llamadas “el infierno”) y 6 kilómetros de zigzag por la ciudad. Los tobillos y los pies me dolían mucho y en esta última parte de piedras me terminé de hacer una ampolla en cada planta que casi no me dejaba apoyar.

Tenía mucho ánimo, las piernas respondían pero no podía correr por el dolor de los pies. Me lo tomé con calma y despacito fui cubriendo los últimos kilómetros. Una hora después, casi entrando en desesperación por no saber cuanto faltaba, vi a dos chicas de la organización que, como a unos 200 metros, empezaron a alentarme sin parar hasta que llegué a ellas y me hicieron girar en una esquina que me mostró la meta.

Entre alegría y alivio fui avanzando viendo muy poquita gente, pero los que estaban me recibieron con los brazos abiertos, literalmente. Gritos de aliento y admiración, aplausos y choques de manos me hicieron sentir entre amigos.

Mi tiempo oficial fue de 28h y 39min, en el puesto 15 de la clasificación general y 8º en mi categoría. Mera anécdota dentro de la enriquecedora experiencia que viví, puesto que para contarlo todo me harían falta muchas más líneas que estas”.

llegada

Toda una experiencia que dejó grabada en pequeños vídeos realizados durante el recorrido: http://youtu.be/oAjOkIPVnBk

Enhorabuena de nuevo, Nico!

O2 Centro Wellness El Perchel

Calle Plaza de Toros Vieja, 5
29002 – Málaga
Telf. 952 36 39 00

Síguenos en FacebookO2 Centro Wellness El Perchel – Málaga

Pasos de Zumba contra la fibromialgia

Hace tan solo dos años no podía levantar los brazos y realizar los movimientos más comunes de la vida cotidiana. Ahora María José García Escobar acude puntual a su cita diaria con la clase de Zumba. Socia de O2 Centro Wellness Neptuno (Granada), representa todo un ejemplo de superación: en un corto periodo de tiempo ha conseguido vencer sus miedos y plantarle cara a la fibromialgia. “La doctora me dijo que, o me apuntaba el gimnasio, o lo siguiente era la Unidad del Dolor”.

La fibromialgia es una afección crónica caracterizada por la presencia de dolor musculoesquelético generalizado que suele coexistir con otros síntomas, fundamentalmente fatiga y problemas de sueño, así como rigidez articular, cefaleas, ansiedad y depresión o problemas de concentración y memoria.

Sus síntomas no desaparecen, pero se pueden paliar. Y María José, de 51 años de edad, ha encontrado en el deporte la mejor forma de hacerlo. “Además de fibromialgia tengo Síndrome Facetario Lumbar desde hace dos décadas. Hace dos años tuve una crisis bastante fuerte y una de mis doctoras me dio como alternativa el gimnasio. Lo tenía justo en frente así que dije: ‘Vamos a probar”.

Desde entonces su vida, asegura, ha mejorado en todos los aspectos. “Ahora no solo levanto los brazos, sino que puedo moverme con mucha más facilidad. Los dolores los tengo, pero se han reducido en un 80%”.

Plan de entrenamiento

A pesar de los paseos habituales con su marido, hacía mucho tiempo que no practicaba deporte. “Tengo que reconocer que iba con mucho miedo, pero también tuve mucha suerte, y no siempre se tiene tanta suerte en un gimnasio. Comencé con una rutina de Entrenamiento Personal y poco a poco comencé a ver los progresos”, explica.

De la mano de Jesús María Fernández*, actualmente Entrenador Personal en O2 Centro Wellness Plaza del Mar (Marbella), esta socia de Neptuno comenzó con trabajo de resistencia y trabajo cognitivo.

maria jose , plancha en 90º

María José hace un año en su Entrenamiento Personal con Jesús María Fernández

“El objetivo era que ella se sintiera más útil en su día a día – indica Jesús-. Su buen estado de ánimo tuvo mucho que ver en los progresos. Paulatinamente fuimos introduciendo entrenamiento de fuerza y amplitud de movimiento para paliar la rigidez muscular. Es cierto que llegó con muchos miedos pero poco a poco fue sintiéndose cada vez más útil. María José es una luchadora nata y para un Entrenador Personal no hay mayor satisfacción que ver cómo uno de tus clientes alcanza sus objetivos”.

Pasión por Zumba

Tras cinco meses de Entrenamiento Personal en Sala Fitness, María José decidió dar el paso a las clases colectivas. “No he dejado nunca las máquinas, a pesar del miedo que le tenía al principio a la cinta de correr y lo lento que se me hacía todo hasta que progresaba –recuerda-, pero descubrí el AquaGym y me encantó”. Sin embargo, su verdadera pasión llegaría meses después con las clases de Zumba. “Osman**, uno de los técnicos que imparten esta disciplina, me contagió”.

María José y Osman tras una de las clases de Zumba en O2 Centro Wellness Neptuno

María José y Osman tras una de las clases de Zumba en O2 Centro Wellness Neptuno

Llena de energía, María José ha pasado, en solo dos años, de no poder apenas caminar a participar diariamente en esta sesión cardiovascular impartida por Jorge y Osman donde el baile es el protagonista de la clase. “Zumba combina el baile con el ejercicio y tiene un carácter muy divertido, pero para una persona con este tipo de patología puede hacerse duro al principio –explica Osman-. En las primeras clases María José se quedaba bloqueada y pensé que no llegaría a la tercera, pero su actitud y sus ganas hicieron que continuara y comenzara a encontrar resultados”.

Su esfuerzo, unido a los beneficios de esta disciplina deportiva -que ayuda a liberar estrés, estimula la relajación, aumenta la autoestima y mejora la condición física-, ha contribuido a mejorar su calidad de vida. Además, en estos dos años María José ha adelgazado 22 kilos gracias al ejercicio. “Ese nunca fue mi objetivo, pero estoy encantada”.

“Lo cierto es que he tenido mucha suerte con todos los técnicos”, destaca María José. “Mi vida ha cambiado bastante. El dolor desgraciadamente no ha desaparecido ni lo hará, pero nunca me había sentido tan bien. Creo que he llegado en el mejor momento de mi vida a los 50. Ahora salgo con mucha energía del gimnasio y hablar con mis compañeros de clase también me viene muy bien. Cuando mi doctora me vio me dijo que parecía otra. Yo le recomiendo a todo el mundo que acuda al gimnasio porque a mí me ha cambiado la vida. Soy una persona muy optimista y siempre he dicho que esto no iba a poder conmigo, y así ha sido”.

Y desde aquí le deseamos lo mejor. Enhorabuena María José, ¡sigue así!

*Jesús María Fernández es licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, tiene un Máster en Entrenamiento Personal y está especializado en Entrenamiento Personal con diferentes patologías, entre ellas, y especialmente, la fibromialgia.

** Osman está especializado en Ciclo, Aeróbic, Step, Tonificación y Zumba. Además, cuenta con el graduado de actor y director escénico.

O2 Centro Wellness Neptuno

Calle Neptuno, s/n

18004 – Granada

Telf. 958 26 07 26

Síguenos en FacebookO2 Centro Wellness Neptuno-Granada

I Trail Running ‘Ciudad de Málaga’ en primera persona: “La sensación de libertad que da la montaña no tiene comparación”

El pasado 23 de marzo se celebró la primera edición del Trail Running ‘Ciudad de Málaga’, una carrera que nacía con el objetivo de fomentar la práctica del deporte de montaña entre los ciudadanos con dos rutas a elegir por los participantes: una de 10 km y otra de 22. Nicolas Kierdelewicz, Entrenador Personal en O2 Centro Wellness El Perchel y corredor de ultramaratones, decidió ponerse a prueba en terreno donde hasta el momento no había competido. El resultado: Una nueva manera de superarse a sí mismo y de disfrutar de la montaña.

_MG_7993

Él mismo nos cuenta su experiencia en primera persona:

“El domingo desayuné temprano con muchas ganas de correr mi primer trail. El día anterior no entrené para estar así descansado y disfrutar aún más de esta nueva experiencia.

Llegué con tiempo para retirar el dorsal y vivir esos momentos previos a la carrera. Ya daban las 8:30 h de la mañana.

La carrera se iba a disputar por una zona donde últimamente estoy entrenando, pero pasaría por senderos desconocidos y bastante técnicos. Ese sería mi talón de Aquiles.

A las 10:15 h de la mañana el alcalde de Málaga dio la salida a los más de 350 corredores de los cuales, un pequeño puñado, harían una ruta corta de 10 km y el resto completaríamos la prueba estrella de 22km.

El ritmo de salida no fue muy rápido y pude acompañar a la cabeza de carrera los primeros kilómetros. En pocos metros comenzamos a subir y, cuando esa primera cuesta pasaba de unos largos 3 kilómetros, decidí guardar piernas y, a regañadientes, dejar que se alejaran. Todavía faltaba mucho camino y mi inexperiencia hacia que dudara.

Después de una parte muy técnica entre abetos y bajadas difíciles, vimos el primer lesionado por una caída. Era uno de los corredores de cabeza que, al finalizar la prueba, me enteré que se había fracturado el metatarso.

Ese largo tramo sería de unos duros 7 kilómetros de subida constante hasta que, para alegría de mis piernas, empezamos abajar…y con muchas ganas.

A partir de ahora correríamos por unos sube y baja constantes donde podíamos mantener un ritmo alto pero que nos hacía consumir mucha energía.

Después del kilómetro12 la bajada seria la reina de la carrera. No estoy entrenando para correr a ese ritmo tan alto porque mi preparación esta encaminada para correr 185 km en Menorca el 16 de mayo. Iba arriesgando mucho, pero disfrutaba yendo por esos montes como hace años no hacía.

Flameando como una bandera intentaba seguir el ritmo del grupo. En los tramos técnicos me pasaban y cuando llegábamos al camino me distanciaba de ellos.

Con ese juego seguimos durante la siguiente media hora y, a falta de 4 kilómetros para el final, entramos en una zona de árboles muy bonita pero con una pendiente en bajada que cortaba el hipo. Con las piernas muy cansadas, y delante de un grupo de seis corredores, empecé a bajarla sin  mucho cuidado, hasta que una pequeña raíz me hizo tropezar y zas, ¡al suelo! Pegué primero con la rodilla en unas rocas y seguido la cadera sobre unas ramas. Los seis corredores me esquivaron como pudieron y, con gritos mientras se distanciaban, me alentaron para que siguiera. Yo no sentía la rodilla y me costaba flexionarla. Con bastante dolor, raspado y sucio seguí bajando como pude hasta llegar al camino para intentar correr los últimos 3 kilómetros. Poco a poco la rodilla se fue despertando y pude retomar un ritmo bueno.

No suelo participar en este tipo de pruebas ya que son muy rápidas y bastante arriesgadas. Cualquier error lo pagas con semanas sin entrenar. Sin embargo, la sensación de libertad que da la montaña no tiene comparación.

Los 22,5 kilómetros con más de 730 m de desnivel positivo de mi primer trail los completé en 1 hora 55 minutos, en el puesto 34 de la general.

…Y dos días después pude volver a trotar”.

Y desde aquí le deseamos mucha suerte en su próximo reto!

O2 Centro Wellness El Perchel

Calle Plaza de Toros Vieja, 5
29002 – Málaga
Telf. 952 36 39 00

Síguenos en FacebookO2 Centro Wellness El Perchel – Málaga

“Mi reto ha sido perder 14 kilos en solo 3 meses”

El pasado mes de septiembre María Jesús Vico Luna se embarcaba en una aventura donde el objetivo estaba claro. Ganadora del Reto O2 Centro Wellness Plaza del Mar (Marbella), esta socia se enfrentaba a tres meses de Entrenamiento Personal con una única meta: superar sus límites y bajar de peso.

1003368_289315201209144_1864534380_n

Para ella, el reto comenzó en un momento clave en el que necesitaba demostrarse a sí misma que es posible conseguir todo lo que uno se propone. Y los resultados hablan por sí solos: en tres meses ha logrado perder 14 kilos.

“Había ganado peso y quería perderlo para sentirme como antes”, explica. “Mi propósito era bajar de talla, coger fuerza, sentirme bien conmigo misma y que los demás notaran el cambio. Me apunté con la suerte de salir ganadora ya que los objetivos se han cumplido más de lo que esperaba”.

Pero el camino hacia el éxito no fue fácil. Centrados en plantear objetivos a medio y largo plazo, su Entrenador Personal, Jorge Villalba, diseñó un circuito personalizado en base a las metas de María Jesús. Para ello se apoyó en un plan de entrenamiento de fuerza con intervalos cortos de descanso. De esta manera, logró aumentar la intensidad con ejercicios sencillos -como squat, lunge o press militar-, complementados con TRX, Power Plate y Gravity.

1382283_299609833513014_499639923_n

“Han sido tres meses muy duros de dieta y entrenamiento a tope. Una hora cada día dos veces por semana, aparte de las clases de cardio y tonificación el resto de días”, indica. “Mi entrenador me ha ayudado y enseñado mucho, además de tener mucha paciencia conmigo”.

Superando metas

Involucrada al 100%, María Jesús Vico, de 39 años, afirma estar muy contenta con todo lo aprendido y conseguido: “Mi cambio físico es importante, pero también el psicológico ya que la autoestima en una persona es esencial para conseguir el éxito en el día a día”.

Aunque reconoce que hubo momentos complicados -“Lo más difícil fue concienciarme en siempre ir hacia delante y no tirar la toalla ante tanto sacrificio y esfuerzo”-, la experiencia, asegura, ha sido muy positiva y reconfortante para ella misma. Lo que más le sorprendió, destaca, fue llegar a levantar una cantidad determinada de peso que pensaba que sería imposible de conseguir.

“Aprendí a entrenar de verdad, a corregir muchas cosas que hacía mal, a sufrir pero a la vez obtener la mayor de las recompensas…Con esfuerzo y motivación todo se consigue y, por supuesto, quiero agradecer la profesionalidad de mi entrenador que me guio en todo momento”.

Dieta

Pero no solo el entrenamiento ha sido suficiente para obtener los resultados esperados. María José ha estado siempre acompañada por el nutricionista de O2 Centro Wellness. “He seguido una dieta controlada en cantidades y en calorías, después de un estudio hecho por mi dietista Lucas Gómez, según las necesidades de mi actividad diaria. Basada en proteínas, frutas, verduras e incluso carbohidratos, he comido muy bien, sano y no he pasado hambre. No me importaría seguir con esa dieta…Me ha ido genial”, indica.

Tan genial que resalta que los objetivos se han cumplido “más de lo que esperaba”. “Ha sido una pérdida de peso muy rápida y un cambio espectacular”.

Motivación y esfuerzo

Socia en O2 Centro Wellness Plaza del Mar desde 2008, el reto al que se ha sometido cumple con las expectativas con las que entró al gimnasio en un comienzo. “Me apunté para entrenar, ponerme en forma y también para conseguir motivación, que es muy importante y en O2 Centro Wellness la hay, y mucha. La verdad que me ha hecho mucha ilusión conseguir este reto. Ha sido muy duro, me ha supuesto mucho esfuerzo, pero la recompensa la veía día a día en el espejo, en la ropa, en sentirme más ligera, incluso con más ganas y energía cada vez. Además, la gente me animaba muchísimo, estaban expectantes con mi cambio, y eso también me ha ayudado mucho”.

Con un Entrenador Personal para ella sola, como siempre había deseado, la recompensa de esta aventura ha sido mayor de lo que esperaba. “Son muchos los beneficios conseguidos con la pérdida de peso. He notado mejor la circulación, una mejora a nivel general de todo mi cuerpo y a nivel psicológico me siento más fuerte y capaz de todo. Estoy muy agradecida O2 Centro Wellness por darme esta oportunidad y hacer realidad este sueño”.

Y ahora, los resultados son más que visibles. “El mejor momento para mí es ver la foto final del antes y el después. Siempre pensé que lo lograría porque volqué toda mi ilusión, energía, motivación y esfuerzo en este reto para conseguirlo. Querer es poder”.

reto o2

Y ella lo ha conseguido. ¡Enhorabuena!

O2 Centro Wellness Plaza del Mar

Centro Ocio y Deporte Plaza del Mar
C/ Camilo José Cela, s/n
29602 – Marbella
Telf. 952 900 420

Síguenos en FacebookO2 Centro Wellness Plaza del Mar