Ejercicio y Calor

A4 EJERCICIO y CALOR_REDESsinbon

     Es bueno continuar con la práctica de ejercicio en verano, pero siempre hay que recordar seguir unas ciertas recomendaciones sobre cómo hacer ejercicio con calor intenso.

     Hacer ejercicio en un clima caliente añade presión extra a tu cuerpo. Si no tienes el cuidado oportuno en el ejercicio con calor, te arriesgarás a sufrir una enfermedad grave. Tanto el propio ejercicio como la temperatura del aire aumentan la propia temperatura corporal central. Para ayudar a enfriarnos, tu cuerpo envía más sangre a circular a través de la piel. Esto deja menos sangre a los músculos, que a la vez aumenta el ritmo cardíaco. Si la humedad es también alta, tu cuerpo se enfrenta a una tensión añadida porque el sudor no se evapora fácilmente de la piel. Esto hace aumentar considerablemente la temperatura de tu cuerpo.

Enfermedades relacionadas con el calor

     En condiciones normales la piel, los vasos sanguíneos y el nivel de transpiración son causas del calor excesivo. Sin embargo, estos sistemas de enfriamiento natural pueden fallar si estamos expuestos a altas temperaturas y humedad por mucho tiempo, ya que se suda mucho, y no bebemos suficientes líquidos. El resultado puede ser una enfermedad relacionada con el calor. Algunas de estas enfermedades pueden ser muy leves pero también bastante graves. Te las resumimos brevemente aquí:

  • Los calambres por calor. Son contracciones musculares dolorosas. Los músculos afectados pueden sentirse tensos al tacto. Tu temperatura corporal puede ser normal.
  • Síncope de calor y colapso. Un síncope por calor es una sensación de mareo o desmayo causado por las altas temperaturas. A menudo se produce después de permanecer durante un largo período de tiempo, o al levantarse rápidamente después de estar sentado durante un buen rato. Con un colapso asociado con el ejercicio uno se siente mareado o casi desmayado inmediatamente después de hacer ejercicio, como por ejemplo después de una carrera. El calor puede ser una de las causas de las temidas pájaras de los corredores.
  • El agotamiento por calor. Con un aumento del calor, la temperatura corporal se eleva tan alto como a 40ºC , con lo que puedes experimentar signos y síntomas que incluyen náuseas, vómitos, dolor de cabeza, debilidad y piel fría y húmeda. Si no se trata, esto puede llevar a un golpe de calor.
  • El golpe de calor. Esta es una situación de emergencia potencialmente mortal que ocurre cuando la temperatura corporal es mayor de 40ºC. Tu piel puede estar caliente, pero tu cuerpo puede dejar de sudar para ayudar a enfriarse. Si el golpe de calor se produce durante el ejercicio en clima caliente y húmedo, puedes continuar sudando por un rato después de acabar de hacer ejercicio.
  • El calor excesivo puede generar signos y síntomas que incluyen confusión, irritabilidad, problemas del ritmo cardíaco, mareos, náuseas, problemas visuales y fatiga. En alguno de estos casos necesitarás atención médica inmediata para prevenir el daño cerebral, la insuficiencia orgánica e incluso la muerte.

Estos son algunos tips para disfrutar al máximo de tu rutina de ejercicios en la época de calor:

  1. Inicia tu actividad al amanecer. Intenta cambiar el horario de tu rutina de ejercicio para las mañanas, de esta manera ganarás más energía y evitarás el calor cuando esté a su máximo esplendor.
  2. Utiliza los interiores. Sólo por esta temporada da prioridad a los entrenamientos en interiores, sobre todo los que te requieran mayor esfuerzo. Nuestros centros deportivos disponen de aire acondicionado para mantenerte fresco y de buen humor.
  3. Piscina. El ejercicio en el agua no sólo te refresca, sino que te ayudará a mejorar tu entrenamiento de fuerza y resistencia.
  4. Ve a los parques acuáticos. Disfrutar de un solo día en este lugar te hará quemar muchas calorías y te ayudará a sentirte fresco. Te divertirás como niño. Protege tú piel adecuadamente.
  5. Planea un mini triatlón. Utiliza las mañanas de los fines de semana para organizar este tipo de ejercicio. Inicia con 30 minutos de bicicleta, corre durante 20 minutos y termina con un chapuzón en la piscina.
  6. Vete de compras. Aunque no lo creas, éste es un excelente ejercicio que te ayuda a quemar muchas calorías. Ponte zapatos cómodos y recorre todas las tiendas que seguramente tendrán aire acondicionado.
  7. Ubícate una zona fresca. Si no quieres dejar de hacer ejercicio al aire libre, sólo debes buscar un lugar cerca de tu casa que esté fresco, como un parque o una zona boscosa.
  8. La noche, tu mejor aliado. Busca algunos grupos que salgan a ejercitarse por la noche, ya sea para andar en bicicleta o correr por la ciudad. Disfrutarás mucho tu actividad y el sol no te quitará tu motivación.
  9. Caminata vespertina. Cuando el sol esté a punto de esconderse en el horizonte, sal a caminar o a pasear a tu perro. En este horario las temperaturas son más bajas y te sentirás mejor.
  10. Prueba otros deportes. Busca una actividad que se realice en lugares con aire acondicionado, sudarás y quemarás muchas calorías.

     Durante la temporada de calor no olvides mantener una buena hidratación y una alimentación rica en frutas y verduras. También puedes usar ropa deportiva fresca que tenga ventilación estratégica en su confección o que esté elaborada con telas especiales. ¡Que no te detenga el calor! y ya sabes que todos nuestros especialistas están para ayudarte y orientarte.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s