Terapias afines a la Electroterapia: magnetoterapia, ultrasonido y láser

reflexologia-podal-mapa1MAGNETOTERAPIA: la Magnetoterapia o Terapia con campos magnéticos es, definida en forma sencilla, el tratamiento de enfermedades mediante el uso de campos magnéticos. Estos campos magnéticos pueden ser producidos por imanes permanentes o electroimanes, los cuales pueden tener un campo magnético variable. El término magnetos e imanes se usa de forma indistinta.

Principio básico de la Magnetoterapia: se basa en la idea de que todas las células contienen partículas cargadas eléctricamente. Los defensores del método asumen que la inflamación o lesión provoca una alteración en la orientación de las partículas eléctricas, y un tratamiento con campos magnéticos normaliza las modificaciones y, por lo tanto, puede influir positivamente en la evolución de la enfermedad.

Efectos:

  1. Efecto contra el dolor (analgésico): el campo magnético pulsante de baja frecuencia condiciona, gracias a la inducción, la formación de corriente en las fibras nerviosas que imposibilita el paso de impulsos dolorosos desde el lugar afectado a través de la médula espinal hasta los centros del cerebro y, a consecuencia de este proceso y de otros mecanismos (la formación elevada de endorfinas, represión de la inflamación y de edema, miorelajación), se logra mitigar el dolor.
  2. Efecto de miorrelajación (liberación de calambres/espasmos): alivio del sistema musculoso-esqueletal. Con la actuación del campo magnético pulsado de baja frecuencia se acelera la expulsión de metabolitos ácidos (mediante una mejor perfusión y mayor actividad del lactato deshidrogenasa) que causan irritaciones dolorosas en los músculos y en las zonas de inflamaciones crónicas. De esta forma se mitiga el dolor y se liberan los espasmos musculares dolorosos (contracturas).
  3. Efecto antiedemático (con acción anti-hinchazón): la aceleración del metabolismo tras la aplicación de la magnetoterapia permite una reabsorción de edemas más rápida y en la zona determinada, al mismo tiempo, se produce una significativa actuación antiinflamatoria y antiedemática.
  4. Efecto vasodilatador (para incrementar el riego sanguíneo): el campo magnético pulsante de baja frecuencia influye con su carga positiva en la polarización de los glóbulos rojos. La polarización de los glóbulos influye en la tonicidad muscular de vasos, arterias y vasos capilares. Éstos se amplían (vasodilatación) consiguiendo así tanto un abastecimiento perfecto de los tejidos con sangre oxigenada y nutrientes como una eliminación más rápida de sustancias tóxicas fuera de las células. Aumenta considerablemente la presión parcial de oxígeno.
  5. Efecto desintoxicante (depurativo): estimula el metabolismo, favoreciendo asi la eliminación de deshechos metabólicos, siendo esto el comienzo de los procesos curativos y regenerativos.
  6. Aceleración y ayuda a la regeneración: este efecto se ha demostrado en los huesos y en los tejidos blandos y se ha explicado como una irritación no específica de la membrana citoplasmática cuando se activa la cadena metabólica.

Terapias con Magnetoterapia: la aplicación terapéutica de los campos eléctricos generados por el imán pueden ser de gran ayuda, tanto en dolencias y enfermedades crónicas como en las recientemente contraídas, y mejora sustancialmente la circulación de la sangre. También reporta beneficios como tratamiento preventivo.

Los campos magnéticos internos del organismo se alteran por intoxicaciones, infecciones, traumatismos, tensiones, calidad y cantidad inadecuadas de alimentos y componentes del aire, etc. Todo esto tiende a modificar el comportamiento del cuerpo humano, el cual gracias a su función homeostática o de autocontrol reacciona para restablecer y conservar el estado de balance dinámico entre la mente, masa anatómica, composición, metabolismo, funciones y energía, pero cuando se rebasan ciertos límites, la homeostasis no es capaz de restablecer el equilibrio y entonces, se presenta la enfermedad.

 

INDICACIONES: CONTRAINDICACIONES:
Procesos reumáticos cronificados Embarazo
Contracturas musculares, mejora del riego, aumento de 02 en la zona. Cardiopatías, marcapasos
Efectos antiinflamatorios o reactivadores locales del trofismo en procesos crónicos. Evitar S.Nervioso Central
Efecto regenerador del calcio y osificación Procesos oncológicos
Trastornos del S.Nervioso Zonas de osteosíntesis metálicas, prótesis.
Mejora de las estructuras cartilaginosas y óseas No se debe aplicar de manera simultánea con otros tratamientos de electroterapia (salvo terapia láser e infrarrojos)
Procesos reumáticos Heridas abiertas, úlceras.

 

ULTRASONIDO: es la terapia física en la que se aplican ondas de sonido en frecuencias entre los 0.7 y 3 MHz (tengamos en cuenta que las frecuencias que percibe el oído humano sano van de 20 a 20000Hz) con el objetivo de producir efectos mecánicos en los diferentes tejidos de nuestro organismo.

Principio básico de los Ultrasonidos: el haz de ultrasonido está formado por un conjunto de vibraciones que producen compresiones y dilataciones de los tejidos que atraviesa, haciendo que esta onda mecánica:

  • produzca un micromasaje en dichos tejidos
  • se trasforme en energía térmica: produciéndose principalmente en tejido óseo, cartílago, tendones, tejido muscular y piel
  • produzca cavitación: consiste en la formación y colapso de burbujas de gas disuelto o de vapor que pueden llegar a la destrucción de estructuras subcelulares
  • influya en los procesos químicos del organismo: como en la ruptura de grandes moléculas o en la trasformación de coloides en estado gel a disoluciones, entre otras.

Efectos:

  1. Estimulación de la circulación sanguínea: debido al efecto vasodilatador.
  2. Relajación muscular y normalización del tono.
  3. Cambios de la actividad celular: lo que facilita la reabsorción de edemas, aumenta el metabolismo basal, favorece la liberación de histamina, colabora en el estímulo de cicatrización de heridas, mejora la elasticidad de los tejidos y disminuye la contractilidad muscular.
  4. Efectos sobre el tejido nervioso: lo que eleva el umbral del dolor, produce disminución de la excitabilidad nerviosa e inhibición de los ganglios simpáticos, interfiere en reflejos medulares y estimula el proceso de regeneración axonal en nervios lesionados.
  5. Estimulación de la capacidad regenerativa tisular: debido al efecto que favorece el proceso de regeneración en varios tejidos.
  6. Efecto sobre el tejido colágeno: aquí es muy importante la programación del tratamiento, ya que en función de ésta se puede producir mejoras en la calidad del tejido colágeno o su destrucción.
  7. Reducción del dolor: debido a la suma de efectos antes mencionados.

 

INDICACIONES CONTRAINDICACIONES ABSOLUTAS:
Inflamaciones del aparato locomotor: artritis, tendinitis, bursitis… Sobre: ojos, corazón, testículos, útero gestante o con DIU, placas epifisarias (cartílagos de crecimiento en huesos)
Patologías reumatológicas: artrosis, espondilitis anquilosante, artritis reumatoide… CONTRAINDICACIONES RELATIVAS:
Trastornos de nervios periféricos: neuropatías, dolor fantasma Pérdida de sensibilidad
Trastornos de la circulación: enfermedad de Raynaud, distrofia de Südeck, edemas… Tras una laminectomía
Trastornos de órganos internos Prótesis
Anomalías de la piel: cicatrices, heridas abiertas Tumores
Contractura de Dupuytren Secuelas postraumáticas
  Tromboflebitis y varices
  Inflamaciones sépticas
  Diabetes

 

LASERTERAPIA: es la aplicación de un tipo de luz llamado láser con fines terapéuticos. Su traducción más literal sería: “luz amplificada por emisión de radiación”.

En fisioterapia se trabaja con diferentes tipos de láser en función de la banda de espectro en la que se trabaje, el nivel de potencia o el sistema de aplicación entre otros factores a tener en cuenta.

Principio básico del Láser: los aparatos de láser realizan una transformación de una energía externa, como puede ser la eléctrica o química, en luminosa. Se producen ondas electromagnéticas que se caracterizan por su intensidad, direccionalidad, monocromaticidad y coherencia.

Efectos:

  1. Producción de calor local: debido a una interacción bioquímica dentro de la célula.
  2. Aumento de la troficidad local: su colaboración en el aporte energético ayuda a estimular la síntesis de materia estructural.
  3. Efecto analgésico: como consecuencia de la estimulación de los nociceptores químicos y mecánicos.
  4. Efecto antiinflamatorio, antiedematoso y normalizador circulatorio: que se da principalmente en procesos cronificados con éxtasis circulatorio, proliferación de colágeno y otras características inflamatorias.

 

INDICACIONES CONTRAINDICACIONES ABSOLUTAS:
Aparato locomotor: artrosis, patologías tendinosas, ligamentosas y musculares, enfermedades reumatológicas… Sobre ojos, glándulas tiroides y paratiroides y mucosas
En la piel: heridas abiertas, cicatrices, úlceras, herpes… Sobre SNC en epilépticos
Problemas circulatorios Tumores
Neuralgias CONTRAINDICACIONES RELATIVAS:
Cardiopatías
Infecciones
Embarazo: sobre zona abdominal y pélvica
Ciertos fármacos

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s