El Colesterol y la Alimentación

colesterolCuando después de un control de sangre se descubre tener un nivel de colesterol alto, una de las primeras preocupaciones es cuidar nuestra propia alimentación para bajar los niveles.

Los valores sanguíneos de colesterol solo en una pequeña parte dependen de la alimentación, porque nuestro cuerpo produce a nivel hepático (producción endógena) la mayoría del colesterol.

Exprimiendo este concepto en términos cuantitativos la alimentación influye sobre los niveles de colesterol en el 10-20 %.

Cuando se habla de dieta para el colesterol es muy importante entender cual son los objetivos reales de una correcta estrategia alimentaria y sobre todo saber algunas pequeña nociones sobre este aparente enemigo.

El colesterol es una grasa muy importante para el funcionamiento de nuestro cuerpo (formación de hormonas, de membrana celulares, etc…).

El colesterol total se divide en :

  • Colesterol LDL (Malo) que si es en exceso tiene tendencia a acumularse en las paredes de nuestras arterias formando en el tiempo placas que pueden obstaculizar el flujo sanguíneo.
  • Colesterol HDL (bueno) que actúa como un barrendero de nuestras arterias impidiendo que se formen placas y depósitos que obstaculizan el flujo de sangre.

Así que la distinción entre estos dos tipos de colesterol es fundamental, de hecho, no solo es importante reducir el colesterol total sino que se tiene que mejorar el reparto entre los dos tipos de colesterol, aumentando el HDL(bueno) y disminuyendo el LDL (Malo).

¿Cuál son los alimentos más indicados en caso de hipercolesterolemia?

Los alimentos que contribuyen a bajar el colesterol total y mejorar el reparto entre HDL y LDL son :

  • Alimentos ricos en fibra: Aumentado la cuota de fibra alimentaria es posible reducir la absorción del colesterol LDL particular salvado de avena, puede bajar los niveles de colesterol malo( LDL).
  • Alimentos Ricos en grasa polinsaturadas: Son alimentos ricos en grasa omega (3-6-9), mejoran el metabolismo y trasporte de las grasas en la sangre, ayudan a mantener limpias las arterias bajando el riesgo de enfermedades cardiovasculares y aumentan e colesterol HDL (bueno). Estos tipos de grasas se encuentran en pescado azul, salmón, frutos secos, semillas de girasol o lino, aceitunas, aceite extra virgen de oliva, etc…
  • Alimentos adicionados con esteroles y estanoles:  A esta clase de alimentos pertenecen yogures o zumo de naranja adicionados con esteroles o estanoles o las lectinas y tienen la capacidad de ligar el colesterol impidiendo la absorción intestinal del colesterol LDL y manteniendo invariada la absorción del HDL.

Es importante recordar que cada persona es mundo, que estas son líneas generales que valen siempre y cuando, la natura de nuestra subida de colesterol es alimentaria y que la estrategia mejor para la reducción del colesterol es asociar siempre a una correcta alimentación un estilo de vida saludable, por este motivo es fundamental por ejemplo practicar también una actividad física constante.

!Si te preocupa tú salud, consulta a nuestro equipo de nutricionistas¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s