Lumbalgia – Dolor lumbar

Redes WB Lumbalgias sin bonos¿Qué es el dolor lumbar?

El dolor lumbar es aquel localizado entre el reborde costal inferior y los pliegues glúteos inferiores, con o sin dolor en las piernas. Pueden existir diferentes causas que produzcan este dolor: lesiones discales, fracturas, traumatismos directos o enfermedades sistémicas entre otras. Pero también puede aparecer dolor lumbar sin ninguna de estas causas, por lo que en este caso hablaremos de lumbalgia inespecífica.

A lo largo de la vida, hasta el 80% de la población va a sufrir dolor lumbar, y la mayor incidencia se presenta entre los 35 y 55 años. Debido a todo esto  la lumbalgia aguda supone un problema importante en nuestra salud y que necesita varios enfoques para prevenirlo o, una vez desarrollada, para tratarla.

  • Dolor agudo o lumbalgia aguda: es aquel en el que el dolor tiene una duración inferior a 6 semanas. Y la fase subaguda tiene una duración de 6 a 12 semanas.
  • Dolor crónico o lumbalgia crónica: supera las fases aguda y subaguda, y la duración del dolor supera las 12 semanas.

Prevención:

Lo primero es conocer la situación de nuestro aparato locomotor: si tenemos alguna desviación vertebral, si existe sobrecarga muscular en la zona, si tenemos una pierna más corta que la otra… Por lo que una valoración fisioterápica es importante.

La actividad deportiva también es muy importante en la prevención de la aparición de una lumbalgia. Al trabajar por un correcto tono muscular que permita mantener la postura adecuada en nuestras actividades diarias, o en el trabajo de la flexibilidad de nuestras articulaciones que evita rigideces, estamos ayudando a que nuestros gestos del día a día no sean un detonante de lesiones y dolores.

Además, una correcta higiene postural, sobre todo cuando nuestra vida diaria supone estar en una misma postura durante mucho rato o conlleva esfuerzos físicos por ejemplo, también es básica en la prevención de lesiones.

Tratamiento:

Una vez desarrollada la lumbalgia, es importante acudir al médico para un correcto diagnóstico y la prescripción de fármacos si lo ve necesario.

El calor local, aplicado con una manta eléctrica, una lámpara de infrarrojos o un saco de semillas o de gel calentado en el microondas, tiene un efecto analgésico muy útil en dolores de espalda. Y en la fase aguda también es importante evitar esfuerzos físicos, pero también el reposo absoluto, ya que ambas situaciones pueden empeorar la situación.

Tratamiento fisioterápico: el objetivo del tratamiento de fisioterapia es minimizar el impacto de la lesión, acelerando el proceso de recuperación, y ayudar en la comprensión de ésta y evitar recaídas.

En la primera fase buscamos reducir el dolor y el espasmo muscular, que puede ser causa o efecto de la lesión.

Poco a poco en la recuperación, se empieza con una actividad deportiva adaptándola a cada caso y con tratamientos de fisioterapia

Un correcto mantenimiento, que evite recaídas o que se desarrolle la lesión adelantándonos a ella, es con una sesión de fisioterapia cada tres semanas, buscando reducir sobrecargas musculares, bloqueos articulares u otras pequeñas restricciones.

Conclusiones:

La mejor arma que tenemos para combatir el desarrollo de una lumbalgia es la prevención, pero en el caso de que lleguemos tarde y ya tengamos dolor es importante comenzar el tratamiento lo antes posible para reducir su impacto en nuestras actividades diarias.

Un comentario en “Lumbalgia – Dolor lumbar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s