Aprende a entrenar con pulsómetro

El control del entrenamiento supone un factor clave para la efectividad del mismo. Disponemos de medios de mayor o menor sofisticación, dependiendo de cada caso; sin embargo, en este artículo nos centraremos en el control del entrenamiento mediante el uso de pulsómetro.

El pulsómetro es un dispositivo que posibilita el control de la actividad del corazón a través de la frecuencia cardíaca.

Estructuralmente, consta de un transmisor de señal y un receptor. El transmisor de señal se configura en un sensor que debe situarse a la altura del esternón mediante cinta abrazada, con la zona de contacto previamente humedecida, facilitando así la detección de la señal eléctrica tardía; como receptor, un reloj/cronómetro en el quedan registradas las pulsaciones por minuto y que, en los modelos más avanzados, mide la variabilidad del ritmo cardíaco.

pulsómetro

Conceptos

De manera básica, debemos conocer tres aspectos relacionados con la frecuencia cardíaca para entender conceptos más complejos del entrenamiento.

  • Fc máxima: Es el mayor número de pulsaciones que puede generar el corazón en cada minuto. Este dato personal lo podemos obtener realizando una prueba de esfuerzo o bien estimándola, siendo ésta 220 – edad. Para una persona de 32 años su Fc máx. sería 188 p/min
  • Fc reposo: Nos referimos a la mínima frecuencia cardíaca del corazón, que suele conseguirse en posición tumbado tras un periodo de descanso. Aunque también podemos tomar el valor como Fc de reposo aquella en la que estemos de pie antes de realizar el ejercicio.
  • Fc de reserva: Es la diferencia entre la Fc máxima y la Fc en reposo, podemos entenderlo como el intervalo en el cual la frecuencia cardíaca puede oscilar.

Pulsómetro en entrenamiento de resistencia

Es en la práctica de ejercicio que suponga un elevado nivel de trabajo cardiovascular, donde el pulsómetro constituirá una herramienta de referencia, de importante aplicación.

Carrera continua, bicicleta, circuitos de cargas o combinación de actividades de intensidad variable, ejemplifican sus áreas de aplicación. Mediante el establecimiento de los diferentes porcentajes de intensidad en función de tu propia frecuencia cardíaca establecemos:

  • ZONA 100: El trabajo al máximo de pulsaciones no aporta ninguna mejora que el trabajo en otras intensidades submáximas. Además, si se realiza por personas desentrenadas el riesgo de lesión es bastante alto
  • ZONA 85 – 95: Mejora de la capacidad aeróbica y anaeróbica. Trabajaremos la resistencia a la fatiga en situaciones de intensidad elevada así como la capacidad máxima de rendimiento cardiovascular.
  • ZONA 75 – 85: Entre estas intensidades mejoraremos la capacidad aeróbica, desplazamiento. Las mejoras a nivel corporal son, mayor irrigación de sangre a los tejidos, fuerza del corazón y poder mantener intensidades más elevadas sin llegar a la fatiga.
  • ZONA 60 – 75: Esta zona tiene como principal mejora la mayor utilización de las grasas para obtener energía. Está relacionado con la resistencia de duración prolongada.
  • ZONA 50 – 60: Esta zona es la principal si lo que se quiere conseguir en el entrenamiento es una mayor recuperación para rendir en los futuros entrenamientos.

Pulsómetro en Fitness

Como adelantábamos, los pulsómetros están ideados, en su mayoría, para ejercicios cardiovasculares. Aún así, no debemos limitar su utilización, solamente, al trabajo cardiovascular dentro de una sala de Fitness.

En la actualidad, el abanico de posibilidades del uso de nuestro pulsómetro está abierto a cualquier posibilidad de entrenamiento.

Las diferentes compañías del mercado ponen a nuestra disposición multitud de posibilidades de uso como, por ejemplo, en el trabajo de una persona hipertensa interesada en el trabajo de musculación o el de otra dirigida a mejorar su condición física mediante circuitos de fuerza de alta intensidad.

Dentro de las herramientas de las que disponemos para sacarle el mayor partido posible a nuestro pulsómetro, tenemos, entre otras, la posibilidad de almacenamiento de nuestras diferentes sesiones de trabajo, independientemente de donde las desarrollemos, para poder ir comparándolas en el tiempo.

Ventajas del trabajo con pulsómetro

  • Precisión y facilidad: Los pulsómetros son la única manera eficaz de controlar y registrar la frecuencia cardíaca en el transcurso de un ejercicio completo.
  • Controlar tu estado físico: La aptitud cardiovascular es el factor más significativo en la salud de una persona. Por lo tanto, ser capaz de realizar un seguimiento de la salud cardiovascular es una herramienta de entrenamiento muy útil. La medición del ritmo de trabajo del corazón es el método más exacto para determinar la cantidad de beneficios  que estás obteniendo de tu entrenamiento.
  • Evitar el sobre-entrenamiento: El uso de un pulsómetro para evitar el sobre-entrenamiento va a maximizar la eficiencia de tu entrenamiento y reducir al mínimo la posibilidad de lesiones. Si bien las opiniones difieren en cuál es la cantidad de entrenamiento que se considera excesivo, una vez que determines la intensidad deseada de tus entrenamientos semanales, puedes utilizar el pulsómetro como un indicador.
  • Motivación: Los pulsómetros pueden cuantificar de una forma precisa y divertida tu progreso y a través de ellos conseguirás el reconocimiento de tu entrenamiento y mantener tu motivación.

 Tecnología en los pulsómetros

En la actualidad,  el mercado de los pulsómetros ofrece una alta gama y variedad de precios para que cualquier persona pueda acceder a ellos y beneficiarse de sus múltiples beneficios.

Por otro lado, la evolución tecnológica también ha avanzado en el desarrollo de los pulsómetros y actualmente disfrutamos de diversos modos de acceder a nuestro registro de pulsaciones.

Las nuevas tecnologías, bien planteadas y puestas al servicio del público, permiten trazar un plan de entrenamiento personalizado que se puede revisar en cualquier momento y desde cualquier dispositivo: ordenador, tablet o incluso mediante aplicaciones de tu Smartphone.

Es la mejor manera de que muchas personas puedan mejorar y sentirse satisfechas de sus logros y de la consecución de objetivos que van a motivarlas a seguir entrenando y a disfrutar de su deporte, en función de sus preferencias.

Conclusiones

La adquisición de un pulsómetro para cualquier persona que persiga un objetivo, o quiera mantener un nivel de salud o rendimiento a largo plazo es, con diferencia, la mejor inversión que pueda hacerse a día de hoy; son muchos los beneficios que ganar y mínimas las desventajas que perder. Solicita más información a nuestros técnicos de Sala Fitness.

Un comentario en “Aprende a entrenar con pulsómetro

  1. Con los pulsometros modernos ya no tienes que calcular las zonas de FC, ya te hacen un calculo estimado en funcion de tu edad, igualmente, con la funcion GPS te permite conocer la distancia, para despues sacarte ritmos, valores de FC, etc…

    Hoy en dia todas las marcas del mercado incorporan su herramienta via web para subir los datos y poder analizarlos con graficas, mapas y todo lujo de detalles.

    Desde luego, para todas aquellas personas que practiquen deporte de una manera continuada es una herramienta mas que necesaria.

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s