Evita lesiones en los miembros superiores: causas y características

Deportes como Tenis, Pádel, Golf, Baloncesto, Vóley, Balonmano o Fútbol son, actualmente, los más practicados en la sociedad. Y por la práctica aparecen lesiones en los miembros superiores de manera común.

Concretamente, los deportes de raqueta, el baloncesto y el balonmano son las actividades más lesivas a nivel de miembros superiores.

Estas se pueden focalizar en dos articulaciones (hombro y codo) y en el tejido blando (músculos).

Hombro

Es la articulación con mayor movilidad del cuerpo, lo cual la convierte en una zona muy delicada y propensa a las lesiones en el deporte. Además, también es muy inestable.

De ahí la importancia del entrenamiento de la musculatura que se encarga de fijar el hombro. Además, por sus características anatómicas, los músculos se ven obligados a pasar por canales estrechos, donde es fácil que sufran compresiones y desgarros si se realizan esfuerzos muy grandes o muy prolongados en posturas incorrectas.

Por esto es fundamental que se extremen las precauciones a la hora de entrenar hombros y se vigile siempre una buena realización del movimiento.

El hombro es el encargado de unir el brazo con el torso a través de tres huesos: clavícula, escápula y húmero. Asimismo, está unido a músculos, ligamentos y tendones con un total de cinco articulaciones. El término anatómico dado al conjunto de músculos y tendones que proporcionan exactamente estabilidad al hombro es denominado manguito de los rotadores y se compone de cinco músculos principales: Supraespinoso, Infraespinoso, Redondo menor, Subescapular, Pectoral mayor.

Lesiones frecuentes de hombro

Tendinopatía o tendinitis de hombro: cuando se produce una inflamación del tendón que afecta al músculo.

Calcificación del ligamento: producida por acumulación de calcio en el interior del ligamento, causando dolor.

Torcedura o distensión muscular: el síntoma principal es el dolor que puede ir acompañado de inflamación en la zona y pequeños espasmos musculares.

Hombro de nadador: afecta a muchos nadadores profesionales. Esta lesión se produce por la falta de técnica o el sobreesfuerzo y movimiento repetitivo y afecta generalmente a atletas jóvenes con entrenamiento intensivo o atletas mayores tras un tiempo largo de inactividad.

Sobrecarga muscular: se produce por la repetición prolongada del movimiento de un determinado músculo.

Artrosis de hombro: es la degeneración de la articulación en la que se produce una pérdida del cartílago.

Codo

Es la articulación del brazo que actúa a modo de palanca uniendo los dos extremos del mismo (brazo y antebrazo). Está formado por dos articulaciones protegidas y reforzadas por ligamentos (colateral cubital, anular, colateral radial, cuadrado) y una cápsula articular que los recubre. Un traumatismo, un sobre-esfuerzo o un uso indebido de la articulación puede ocasionar una lesión que se traduzca en pérdida de movilidad y dolor en el brazo y el codo.

Lesiones Frecuentes de Codo

Torcedura o distensión muscular: el síntoma principal de una torcedura es el dolor que puede ir acompañado de inflamación en la zona y pequeños espasmos musculares.

Bursitis de codo o bursitis de olecranon: es la inflamación de la bursa del codo. Por las causas de su aparición también se conoce como codo de estudiante o codo del lanzador de dardos.

Fibromialgia: causa dolor crónico en todo el cuerpo. Se relaciona con la fatiga, problemas de sueño, dolores de cabeza, depresión y ansiedad.

Sobrecarga muscular: se produce por la repetición prolongada de un movimiento en un determinado músculo.

Esguince de codo: Epicondilitis lateral y codo de tenista. La epicondilitis de codo es una sobrecarga muscular en la sección que une los músculos extensores del brazo con el hueso produciendo una inflamación.

Además, hay varios factores de riesgo a tener en cuenta: errores de entrenamiento (sobrecargas de repetición y microtraumatismos); edad/envejecimiento; hipertrofia muscular que disminuye la elasticidad; hiperlaxitud ligamentosa que produce inestabilidad en la articulación; lesiones previas; y mala vascularización.

Recomendaciones

Es importante realizar la actividad deportiva de forma segura para evitar lesiones y recaídas. Así, antes hacerlo debemos consultar con un profesional, fisioterapeuta o Entrenador Personal.

De la misma manera, el calentamiento es fundamental para aumentar la temperatura muscular haciéndolo más flexible; es importante realizar una vuelta a la calma de forma progresiva; estirar siempre, al menos al finalizar la actividad, para evitar acortamientos y sobrecargas; tonificar de forma selectiva la musculatura que implica la articulación para reforzarla; tener una dieta equilibrada para tener el aporte energético necesario; y estar bien hidratado para evitar fatigas musculares.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s