El poder curativo del agua

Efectos relajantes, descontracturantes, antiestrés… Los beneficios del agua son incontables.

En O2 Centro Wellness este elemento juega un papel fundamental, con un espacio diferente a cualquier otro Spa. Amplias zonas de aguas en centros deportivos equipados con saunas, baños de vapor, camas de agua, cascadas, cuellos de cisne, bancos de aire, fuentes de hielo y duchas ciclónicas.1

Un lugar para favorecer la relajación y el equilibrio que, según la Doctora Elena Fernández (Clínica Ortega y Gasset), cuenta con un agente terapéutico muy potente.

Experta en hidrología, la Doctora Fernández distingue los beneficios para la salud de los diferentes tipos de baños.

Baños calientes

Durante un baño caliente ( 37,5-39º C) aumenta la frecuencia cardiaca, el metabolismo en general y, además, se incrementan las defensas del organismo (aumenta la producción de glóbulos blancos y de anticuerpos).

La tensión arterial tiende a disminuir y se produce un efecto analgésico que alivia contracturas y el dolor articular. Asimismo, al calentar el músculo se ejerce un efecto relajante muscular que actúa con un efecto sedante del sistema nervioso central e inductor del sueño.

Al salir del baño, los mecanismos de pérdida de calor entran en funcionamiento, estimulando la sudoración y haciendo que las constantes que anteriormente se alteraron, vuelvan a la normalidad. En este momento, guardar reposo abrigado es imprescindible durante 10 ó 15 minutos. Si después del baño se pierde calor de forma muy rápida, tiritará. Para evitarlo, y si no dispone de tiempo para guardar reposo, es conveniente darse una ducha antes de salir del baño, comenzando con agua a la temperatura del baño y reduciéndola gradualmente hasta la temperatura cutánea.

Asimismo, es conveniente beber un zumo natural o un vaso de agua al final.

Este tipo de baño está indicado para tratar todo aquello que necesite estimulación metabólica, calor, analgesia y efecto antiinflamatorio: reumatismos crónicos, dolores de diferente naturaleza, edemas, excitación nerviosa, celulitis dura, obesidad generalizada y trastornos circulatorios arteriales que necesiten vasodilatación (síndrome de Raynaud, lívedo reticulares,… En general, personas que toleran mal el frío).

Asimismo, está contraindicado en personas que sufren hipotensión, hipertiroidismo (el aumento de la producción de calor puede provocar una crisis); deficiencia de trastornos termorreguladores: tumores, enfermedades degenerativas, hemorragias cerebrales, encefalitis; hemorragias; varices graves y enfermedades inflamatorias agudas.

O2 Centro Wellness Sexta Avenida - Madrid

O2 Centro Wellness Sexta Avenida – Madrid

Baños fríos

Los baños fríos  (3 ó 4 grados por debajo de la temperatura indiferente o 37 C ) sólo se deben tomar durante periodos muy cortos de tiempo. Producen un efecto vasoconstrictor sobre los vasos sanguíneos, actúan como estimulantes generales del metabolismo y del sistema nervioso central: despejan. Tienen un efecto antiinflamatorio, antihematomas, tonificante de la piel y antipirético.

El cuerpo debe estar bien caliente antes de recibirlos. No se pueden aplicar cuando existen escalofríos, los pies fríos, el pulso rápido, o cuando uno se encuentra en un local donde hay corriente de aire.

Baños de contraste

Los baños de contraste se indican después de traumatismos, cuando queremos mejorar la vascularización y favorecer la eliminación de edemas. Alternan chorros de agua caliente y fría. En una relación de cuatro calientes y uno frío o de seis calientes y uno frío y una variación de temperaturas de 15-20 grados los chorros fríos, y de 37-42ºC para los calientes.

Baño de vapor y sauna

Los baños de vapor y sauna se incluyen dentro muchos programas de puesta en forma y preparación deportiva, antiestrés, rehabilitación y programas de adelgazamiento y anticelulíticos. Las propiedades terapéuticas más relevantes de esta técnica son la mejora de la resistencia a las infecciones y gripes. A nivel cardiovascular, el efecto es parecido al obtenido con el deporte: aumenta la capacidad receptiva y de equilibrio haciendo que se tolere y se compense el estrés (efecto sedante). Así, promueve un estado placentero, útil en algunos trastornos depresivos leves y en general estimula el metabolismo.

De la misma manera, facilita la recuperación de fatiga y relaja y descontractura el músculo; ejercita la actividad intestinal y mejora a quienes presentan tendencia a padecer espasmos intestinales; previene las infecciones y catarros de las respiratorias altas; mejora las hiperhidrosis o exceso de sudoración; en la obesidad y la celulitis es un tratamiento complementario; es eliminador de toxinas del cuerpo, y produce efectos estéticos sobre la piel: estimula su renovación al favorecer la descamación de la capa córnea. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s